A partir de la confirmación del femicidio de Nora Escobar en Granadero Baigorria, una allegada a la familia denunció que también enterraron a la perra de la víctima en la casa de su expareja. Sin embargo, su hija lo desmintió a través de redes sociales y este viernes confirmó que encontraron sana y salva a la mascota de su mamá.

La vivienda de Liniers al 1700 fue objeto de dos allanamientos antes del crimen. La primera vez que la policía fue a inspeccionar el lugar, no hallaron indicios de delito alguno. Por entonces, el dueño dijo que la mujer de 43 años se había mudado meses atrás y no quedaron pertenencias suyas.

“Ayer hicieron otro allanamiento y había otro contrapiso”, comentó una amiga de la hija de Escobar en un reportaje. Para entonces, la causa ya había pasado a manos de la unidad de Homicidios Dolosos de la Fiscalía Regional de Rosario y Gregorio Brítez (52) no estaba en el lugar.

A partir del operativo de la policía y los bomberos en el barrio Martín Fierro, asomó la hipótesis de que la expareja de Nora la mató y enterró el cuerpo en el patio. Además de esa acción, contrató un flete con el que se deshizo de sus pertenencias bajo la excusa de la mudanza. Al día siguiente arrestaron a un sospechoso como cómplice de ese plan.

La mujer de 43 años desapareció en Granadero Baigorria hace más de dos semanas, pero la Justicia recién tomó cartas en el asunto esta semana a partir de la intervención de la Subsecretaría de Género y Diversidad de la Municipalidad. A pesar de que la hija hizo la denuncia ante la policía, afirman que “la Fiscalía no sabía nada” hasta que se reunieron el último lunes.

Reyna estuvo extraviada durante varios días hasta que la familia de Nora la encontró. Foto: Silvia Escobar

El día previo a la confirmación del asesinato, Miriam Escobar publicó un mensaje con fotos de su hermana y de la perra como parte de la búsqueda. Ante la posibilidad de que efectivamente se hubiera mudado, comentó: “Por ahí algunos vecinos la vieron con su mascota y la recuerdan”.

“Ya te tenemos, Reyna. No te podemos devolver a tu mamá humana, pero sí prometemos amarte y cuidarte por siempre”, escribieron los familiares de Nora sobre la mascota recuperada.