Fito Páez fue a uno de los bares de su infancia en Rosario con un pedido especial

El músico regresó a una de las “casas de su vida” en el microcentro y también disfrutó de un clásico Menditeguy.

El artista regresó a la ciudad y
El artista regresó a la ciudad y Foto: @fitopaezmusica

En vísperas del lanzamiento de su serie biográfica en Netflix, Fito Páez hizo una visita sorpresa a uno de los bares de su infancia en Rosario. Este lunes lo recibieron en el microcentro y atendieron un pedido especial del músico y su hija.

“Estoy en la escena del crimen”, comentó el compositor de 60 años con una sonrisa ancha en el rostro. A través de un video publicado en redes sociales, explicó que el local de Mitre al 800 es una parada obligatoria para reencontrarse con su historia.

Acompañado por Margarita Páez, Fito volvió a ocupar una de las mesas del mítico bar Junior. Ambos almorzaron y recibieron un mimo de parte de las encargadas, ya que se salieron del menú a la hora de la comida.

El músico y la hija de Romina Ricci apostaron a un par de clásicos de la carta: el Menditeguy y el César. Para completar el combo, añadieron un sándwich especial de pavita y unas gaseosas.

Margarita le sacó una foto a su papá con las manos en la masa.
Margarita le sacó una foto a su papá con las manos en la masa. Foto: @marga.paez

Fito pasó por Junior apenas un par de semanas después de la fiesta por el aniversario 70 de la apertura del bar. Además, este domingo celebró el cumpleaños de Coki Debernardis, uno de sus mejores amigos en Rosario.

¿Dónde queda el bar de la infancia de Fito Páez?

Junior abrió sus puertas el 17 de enero de 1953. Hace poco más de una semana, sus dueños celebraron los 70 años de funcionamiento en Rosario con un show de música y danza en vivo sobre Mitre 849, a metros de la peatonal Córdoba.

El local vecino a la sede de Rosario Central fue declarado sitio histórico y cultural de la ciudad. “Es uno de los bares de mi infancia y de mi vida”, destacó Fito Páez durante su última visita.

El local de Mitre al 800 sigue en manos de la familia fundadora.
El local de Mitre al 800 sigue en manos de la familia fundadora. Foto: @bar.junior

Según el compositor, Junior es una “casa emblemática que, por suerte, todavía no fue descubierta”. Luego comentó risueño: “Si no, ya tendría sucursales en todo el mundo y no sería el Junior que uno ama”.

El bar empezó como un proyecto de don José Peláez y doña Juana Armoa. De entrada, los dueños se especializaron en sándwiches y el lugar se convirtió en un clásico de Rosario. Actualmente, el negocio está a cargo de María José y Amparo Peláez, las hijas de los fundadores.