La Justicia provincial confirmó este lunes el secuestro de la camioneta utilizada en la balacera contra un preso que había salido en libertad de Piñero y viajaba con su familia. El fiscal Gastón Ávila aseguró que la remisera asesinada en Soldini “no era el objetivo del ataque”.

//Mirá también: Emboscaron a un preso que salió en libertad de Piñero y mataron a una remisera

“Era la persona más cercana que podía venir a auxiliarlos”, explicó el funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA). A continuación detalló que la conductora del Volkswagen Fox era amiga de uno de los parientes del interno y vivía en Villa Gobernador Gálvez.

El encargado de la investigación sobre lo ocurrido en la Ruta Provincial 14 explicó que los familiares del recluso habían ido a la cárcel a buscarlo porque había cumplido su condena por homicidio. En primera instancia, confirmó que el interno estaba en la Unidad Penitenciaria 11 por un crimen cometido en 2008 y había recibido una pena de 12 años de prisión.

//Mirá también: En 2020 subieron 27% los homicidios en Rosario con más de 200 muertes

Respecto de los responsables de este nuevo asesinato, Ávila planteó que había al menos dos personas a bordo de una Toyota Hilux. La pick up fue abandonada en Rosario y la prendieron fuego en el marco del plan para escapar.

De acuerdo a los primeros indicios en la escena del crimen, los vehículos atacados recibieron “por lo menos una decena de disparos”. La Kangoo se había roto cuando salieron del penal, por lo que llamaron a la remisera para que fuera a remolcarlos.

El hermano del preso liberado también resultó herido por los agresores. Al respecto, el fiscal apuntó que lo llevaron al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) luego de recibir un balazo en la región intercostal.