La entrega del séptimo Balón de Oro de Lionel Messi incluyó este lunes un homenaje grabado en Rosario y en la sede de Newell’s donde la “Pulga” jugó cuando era chico. Acompañado por familia, el futbolista de París Saint-Germain (PSG) vio el video sentado en el centro del escenario durante el cierre de la ceremonia.

La producción para el evento dio cuenta de la gran cantidad de obras dedicadas al capitán de la selección argentina. En la recorrida mostraron el último mural que empezaron a pintar en barrio Martin y otras imágenes similares que decoran el sector de la zona sur donde se crió el ex Barcelona.

Messi fue a la entega de los premios con su esposa Antonela Roccuzzo y sus tres hijos. La familia se sentó entre las primeras filas y finalmente lo invitaron a subir al escenario del Teatro del Chetelet para ver varios videos que le prepararon en el marco de la ceremonia.

La grabación unió diferentes testimonios de personas que viven en Rosario y manifestaron su apoyo después de años de críticas a la “Pulga” porque no había ganado ningún título con Argentina. Después llegó una segunda parte emotiva con imágenes de Leo en la Escuela de Fútbol Infantil Malvinas Argentinas, el predio de Newell’s por el que pasaron otras estrellas futbolísticas.

Luis Suárez se encargó de entregarle el trofeo a su amigo y excompañero. (AP) Foto: AP

Además del material archivo, los productores incorporaron testimonios de los chicos que actualmente juegan en el baby leproso. Entusiasmados ante la oportunidad, varios de ellos le enviaron saludos a su ídolo.

Los niños rosarinos no fueron los únicos que aportaron sonrisas durnte la entrega del Balón de Oro. Un furcio de Mateo Messi hizo reír a todos los invitados en otro clip grabado junto a sus hermanos para el homenaje a su papá.