El presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe, Miguel Lifschitz, respondió “favorablemente” en las primeras horas de su internación por coronavirus en Rosario. Fuentes allegadas al exgobernador informaron que “se encuentra en buen estado general” a nueve días de confirmar el contagio.

//Mirá también: Internaron al exgobernador Miguel Lifschitz para tratarlo por coronavirus

Voceros del dirigente del Partido Socialista (PS) confirmaron que la evaluación en un sanatorio privado dio cuenta de un “cuadro de compromiso pulmonar compatible” con COVID-19. A fines de garantizar su evolución, los médicos resolvieron que permanezca alojado en una sala general.

El exintendente tiene 65 años y no está vacunado contra el coronavirus. Hace más de una semana tuvo los primeros síntomas y decidió aislarse para luego someterse al test con el que se corroboró que estaba infectado. Desde entonces se encontraba en su domicilio y la situación cambió cuando fue a hacerse unos estudios.

//Mirá también: El exgobernador Miguel Lifschitz se contagió coronavirus

A lo largo de los primeros días que pasó en cuarentena, Lifschitz estuvo monitoreado por sus médicos y acompañado por su pareja, la diputada provincial Clara García. Ambos faltaron a las elecciones nacionales en el Partido Socialista (PS), donde Mónica Fein ganó como candidata por su lista, aunque enviaron mensajes públicos para felicitar a la futura presidenta.

El exgobernador y sus aliados se impusieron en la interna de la principal fuerza del Frente Progresista en Santa Fe y así se define el escenario para afrontar las legislativas. En ese contexto, una de las primeras posibilidades que planteó es la de competir por una banca en el Senado de la Nación.