En medio del conflicto por el cierre de exportaciones de carne, Rafaela Alimentos mantendrá la suspensión del personal en Casilda “al menos hasta fin de mes”. Este jueves señalaron que estarán atentos a las negociaciones con el Gobierno nacional en medio del paro que lanzó la Mesa de Enlace.

//Mirá también: Suspenden a 500 trabajadores en Casilda por el cierre de exportaciones de carne

El cese de actividades en el frigorífico ubicado a 60 kilómetros al oeste de Rosario comenzó este miércoles y afecta a unas 650 personas. Además del lock out de los productores, la empresa advierte que no tiene capacidad de almacenamiento para continuar con la faena sin ventas.

“Esta medida ya se llevó adelante y no tuvo el efecto que se buscaba, al contrario”, afirmó Gustavo Rivas. El gerente de recursos humanos de la firma aludió al cierre de exportaciones en 2006 y señaló que entonces “se perdieron entre 10 y 12 mil cabezas” de ganado.

//Mirá también: Omar Perotti criticó el cierre de las exportaciones de carne

El directivo de la empresa destacó que venden alrededor de 2.000 toneladas por mes y la producción se destina casi en su totalidad a otros países. Junto con la suspensión evalúan otras alternativas para evitar despidos como el adelanto de las vacaciones y el régimen de garantía horaria.

En un reportaje con Radio 2, Rivas puso reparos ante la idea de empezar a abastecer al mercado interno. “Son otros los cortes y es otro el animal que se compra. Habría que reformular la operación de la planta”, comento al respecto.