La investigación sobre el rol de Leonardo Peiti en la causa sobre juego clandestino y corrupción en Rosario promete llegar a un punto clave este jueves. Después de un cambio por cuestiones procesales volvieron a convocar a una audiencia para analizar el procedimiento abreviado y la condena a uno de los principales imputados.

Fuentes oficiales confirmaron que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y la defensa del empresario fueron citados a las 9 de la mañana ante el juez Rafael Coria. El magistrado reemplazó a su colega Valeria Pedrana, que había sido designada inicialmente pero se excusó de intervenir en el tema.

En el marco de los trámites previos a la audiencia, la funcionaria pidió apartarse porque tomó parte en algunas de las medidas de la causa. Luego de haber constatado la situación en relación a su cargo anterior como fiscal de coordinación zonal, se suspendió la primera convocatoria y se realizó un nuevo sorteo.

Más allá del cambio de fecha y horario, el panorama en torno al juicio abreviado se mantiene. Peiti se encuentra bajo prisión preventiva domiciliaria e internado en una institución de salud mental, por lo que no participará de la audiencia en la que se propondrá la sanción por los delitos que le imputaron.

El acuerdo entre el MPA y la defensa del empresario rosarino es confidencial, pero la negociación tuvo gran repercusión hace dos meses por un supuesto borrador del abreviado. El documento que se difundió daba cuenta de una multa de 536 mil dólares además de la pena dictada.