Después de requisa en las sedes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe en Rosario y la capital, el gobernador Omar Perotti se reunió con jefes policiales en la Cuna de la Bandera. Tres días después de la renuncia masiva de funcionarios ante la sospecha por espionaje ilegal en la cartera, el encuentro concluyó con el compromiso de mejorar el trabajo de las fuerzas provinciales.

El rafaelino encabezó la actividad en la sede local de la Casa Gris, pero no hizo declaraciones públicas sobre el tema central de las críticas de la oposición en los últimos días. Allí citaron a los responsables de todas las unidades departamentales, así como a quienes conducen secciones especiales.

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe tiene 12 cargos vacantes tras el operativo que solicitaron el viernes los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez. Se espera que Gobierno designe a las nuevas autoridades este miércoles, cuando Perotti se reunirá con referentes de la oposición para discutir la política en torno a uno de los problemas más graves de Rosario.

El titular de la cartera, Jorge Lagna, fue el único que habló luego del encuentro que incluyó a la directora de la fuerza provincia, Emilce Chimenti. “Nuestro mensaje fue claro. Ratificamos el apoyo total al policía que cumple sus funciones con mucho compromiso”, manifestó.

Al margen de la cuestión del supuesto espionaje ilegal, el ministro de Seguridad planteó que el conflicto en Rosario es “multicausal”. Así como insistió en la hipótesis de operaciones de “intimidación pública”, añadió que hay bandas criminales que “reaccionan ante medidas concretas del Servicio Penitenciario con condiciones más duras de detención o mayores dificultades para comunicarse por teléfono”.

Mientras se realizaba la reunión en el sur provincial, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) realizó una nueva requisa en Santa Fe por las causas que se reactivaron en paralelo con la sangría dentro del área que conduce Lagna. En este caso secuestraron el celular de uno de los exfuncionarios que presentó la renuncia la semana anterior.