Un joven de 20 años fue asesinado a cinco balazos por un policía en Rosario que habría intentando alterar la escena del crimen. El hecho ocurrió el sábado en el barrio Las Flores, ubicado en el sur de la ciudad.

Según indicó Juan Ceballos Rinaldi, el suboficial que disparó, la víctima identificada como Kevin Gómez habría intentado robarle y hasta se habría producido un enfrentamiento.

Sin embargo, la versión de los testigos, que difiere del relato del policía, el resultado de la autopsia y las pruebas recabadas por la fiscal del caso, Georgina Pairola, indicarían lo contrario.

Además, el suboficial habría plantado un arma para acusar al joven de 20 años.

Tras los sucesos, Ceballos Rinaldi fue imputado por homicidio calificado, por abuso de función o cargo y por falsedad ideológica.

“Se le atribuye, luego de lesionar a la víctima, haber colocado en el lugar del hecho un arma de fuego de tipo utilería, la cual llevaba en su bolso personal”, señaló la fiscalía.

Y añadió: “Simuló un enfrentamiento que no ocurrió. Luego anotició, bajo código policial, que había mantenido una enfrentamiento armado”.

Gómez recibió disparos en el abdomen, la pelvis y en los brazos. El joven fue trasladado al Hospital Roque Sáenz Peña y luego, al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) donde finalmente perdió la vida.