A través de una carta publicada en su cuenta oficial de Instagram, Justin Bieber abrió su corazón y confesó todos sus "pecados" del pasado: reconoció haber consumido drogas, ser irrespetuoso con las mujeres y haber cometido abusos que lo llevaron a pasar de ser el joven más admirado a sentir el rechazo de la gente cuando salía a la calle.

Justin Bieber abrió su corazón en las redes y reveló detalles sobre sus adicciones (Foto: Instagram/ justinbieber)

"Espero que encuentres tiempo para leer esto, es de mi corazón", anunció el cantante junto a un largo escrito en el que detalla los errores que la fama repentina lo han llevado a cometer en su vida.

La carta que Justin Bieber publicó en sus redes sociales (Foto: Instagram/ justinbieber)

En el escrito el artista reconoció: "Es difícil salir de la cama en las mañanas con la actitud correcta". Y contó que sus papás lo tuvieron cuando eran adolescentes, que se separaron y que no tenían dinero. "No crecí en un hogar estable, mis padres de 18 años se separaron, no tenían dinero y aún eran jóvenes y rebeldes", reveló.

Luego, a los 13 años, llegó la fama, acompañada con otras malas influencias. En este momento, el joven admite no haber podido manejar la humildad y haber tomado malas decisiones.

"Pasé de ser un chico de 13 años de un pequeño pueblo a ser alabado por todos lados con millones diciendo cuánto me amaban y qué grandioso era. No sé ustedes, pero la humildad viene con la edad, tú escuchas estas cosas cuando eres joven y comienzas a creerlas", aseguró Justin.

(Foto: Instagram/ justinbieber)

Y continuó: "Para este momento tenía 18 años sin habilidades para el mundo real, con millones de dólares y acceso a todo lo que quería. Este es un concepto muy aterrador sobre alguien".

En esta línea, el joven admitió que pese a que podía comprar todo lo que quería se sentía insatisfecho. "A los 20 había tomado cualquier mala decisión que pudieran pensar y pasé de ser una de las personas más amadas y admiradas del mundo a ser la persona más odiada, juzgada y ridiculizada​", detalló.

"Empecé a consumir drogas muy fuertes a los 19 y abusé en todas mis relaciones. Me volví resentido, irrespetuoso con las mujeres y enojado. Me volví distante a todos los que me amaban y me estaba escondiendo detrás de un caparazón", reconoció el exnovio de la cantante y actriz Selena Gómez.

"Jelena" como los fanáticos llamaban en las redes sociales a la pareja integrada por Bieber y Gómez​ comenzaron a salir en febrero de 2011, tras cruzarse en la fiesta "Vanity Fair" que se realiza tradicionalmente después de la entrega de los Oscar. En 2016, se separaron en medio de rumores de infidelidades y violencia de género. Taylor Swift fue una de las artistas que reconoció haberse alejado del cantante porque no le gustaba la forma en que trataba a su pareja.

Pero, de acuerdo a su reciente publicación, el artista se mostró arrepentido y confesó que le llevó varios años darse cuenta de su enfermedad y lograr recuperarse.​

"Afortunadamente Dios me bendijo con gente extraordinaria que me ama por quien soy", continuó Bieber. Cabe destacar que en septiembre de 2018 contrajo matrimonio con la modelo estadounidense Hailey Baldwin.

Justin Bieber y su esposa Hailey Baldwin (Foto: Instagram/ justinbieber)

A días de cumplir su primer aniversario de casado, el cantante le agradeció a su compañera por su paciencia, confianza, amabilidad, humildad y advirtió: "Todo esto para decir que cuando las probabilidades están contra ti sigue luchando. Jesús te ama. Sé amable hoy, ama a la gente hoy no por tus normas sino por el amor perfecto y sin falla de Dios".

El escándalo de Justin en la Argentina

Cabe recordar que en 2013 Justin Bieber fue procesado por la Justicia argentina, sin prisión preventiva, como "supuesto instigador de los delitos de robo y lesiones". Un guardaespaldas y un exasistente del canadiense habrían golpeado en la madrugada del 9 de noviembre de 2013 al reportero gráfico Diego Pesoa que intentó fotografiar a la estrella pop a la salida del club nocturno Ink, que visitó después de dar un show en el estadio de River Plate.

Material de Nahir Galarza cuando asistió al concierto que Justin Bieber realizó en River en 2013.

Según denunció el abogado del trabajador, los colaboradores de Bieber habrían robado partes de la cámara de fotos y le habrían propinado una golpiza.

Los problemas continuaron a las pocas horas, cuando Bieber suspendió su segundo show poco después de haberse iniciado, alegando problemas de salud y dejando decepcionados a las decenas de miles de fans que habían pagado una carísima entrada para verlo.