Divina Comida es el nuevo programa de Telefe en el que cinco famosos se turnan para ser anfitriones recibir en sus casas para agasajar al resto del grupo. En este caso, Jorgelina Aruzzi recibió a Charlotte Caniggia, el Polaco, al Chino Leunis y a Jey Mammón.

A la hora del postre, la actriz deleitó a sus invitados con un volcán de chocolate bañado de dulce de leche. Pero faltaba el café, una copa de champagne, o "un mate cocido" -según el Polaco- para acompañarlo.

Entonces, la joven sorprendió a todos: "No hay. Pero tenemos esto, chicos", dijo la hija de Mariana Nannis y Claudio Paul con un sifón de soda en la mano. Pero se dio cuenta que nunca había usado uno. "¿Cómo va esto? ¿Cómo se hace? Nunca hice esto", reveló.

La sinceridad de la joven hizo morir de risa a sus compañeros. "Charlotte encontró su juguete: un sifón. Estuvo con eso, divina. Y sí, descubre el pueblo", cerró Aruzzi.