Los retos virales son uno de los entretenimientos más populares en internet y se multiplican las opciones día a día: hay acertijos matemáticos, juegos de palabras, rompecabezas online y muchos desafíos visuales, como este que presentamos, donde hay que encontrar objetos o pistas determinadas en fotografías, ilustraciones o dibujos.

En esta oportunidad traemos uno que dio más de un dolor de cabeza a los internautas y por ese motivo marcó tendencia. Es que, imitando al cazador Elmer Gruñón con su búsqueda eternamente fallida de Bugs Bunny, hay que encontrar al conejo dentro de la imagen. Es cierto que el conejo está bien escondido y el tiempo ya corre, así que comencemos directamente con el reto viral.

Desafío viral: hay que encontrar el conejo escondido (Web)

Fueron muchos los usuarios que lo intentaron, y por cierto algunos lo pudieron resolver. Pero otra gran cantidad se sintieron defraudados por su dificultad, por lo tanto, lo mejor será aguzar la vista y concentrarse, ya que la imagen tiene cierto grado de dificultad. ¿Sigue corriendo el tiempo y no llega la solución? Empecemos con las pequeñas ayudas.

Desafío viral: hay que encontrar el conejo escondido (Web)

En primer lugar es importante recorrer lentamente con la vista toda la imagen, deteniéndose en las esquinas y las partes más oscuras del trazado, a ver si allí está escondido el simpático amiguito. Algunos así lograron resolverlo, así que a no desanimarse, que falta menos.

Desafío viral: hay que encontrar el conejo escondido (Web)

Este tipo de desafío generó una gran controversia e interés en países como Estados Unidos, México o España entre los fanáticos de los juegos. Pero sigamos buscando... y dando otra pista, a ver si logran encontrar la solución. Hay que tener en cuenta luego de ver la ilustración muchas veces que la atención visual debe centrarse en los detalles del elefante, que con es tan inteligente que puede ocultar sin problemas al conejo.

Desafío viral: hay que encontrar el conejo escondido (Web)

Ahora sí, se terminaron las pistas. Si no consiguieron verlo hasta ahora les presentamos la solución con otra imagen. Con un círculo rojo se indica el lugar donde se ocultó todo este tiempo el conejito. No era tan difícil, al final de cuentas. Solo se trataba de buscar con dedicación.