Una nueva tendencia invadió las redes sociales estos últimos días. Como ya se sabe, Internet está lleno de videos fallidos y lo ha estado desde antes de que TikTok existiera y mucho antes también. Sin embargo, esta curiosa tendencia de subir videos de actos fallidos tuvo su origen en Tik Tok y fue creciendo con los días cada vez más.

¿De qué se trata? Es una tendencia viral en la que los usuarios comparten sus momentos previos a un acto fallido, una caída, algo que se les rompe... Todo está acompañado por una música muy pegadiza que al momento de la "falla", dice "Oh no", y la gracia es que se congelan los fotogramas del videos mostrando en cámara lenta como pasa lo inevitable.

Los usuarios rápidamente se sumaron al chiste y ya son millones los que subieron videos de alguien aparentemente haciendo bien un truco o actividad cuando, de repente, algo sale terriblemente mal. En el momento justo, el video congela los fotogramas y la música llega a la línea de "oh no" cuando varias tomas congeladas se acercan a la actividad que salió mal.

Pueden ser malas acrobacias, caídas repentinas y simples golpes de mala suerte, todos unidos por dos elementos en particular: el sonido de fondo de la canción "Oh No" del rapero Capone y el primer plano despiadado de los protagonistas en cuanto se dan cuenta de lo que está pasando.

Para participar en el desafío, simplemente hay que hacer un video usando la canción en cuestión como fondo, que se puede encontrar en TikTok. Hacer el clip es un poco más difícil, ya que requiere una edición cuidadosa. El efecto a buscar y utilizar es la pantalla verde, mientras que el material a utilizar debe estar ya filmado, listo para ser seleccionado.