Los colores tendencia de las temporadas pueden ir variando, pero sin dudas el rojo es uno de los que nunca pasan de moda. Desde el famoso “rojo Valentino” que la prestigiosa firma italiana de alta costura popularizó a mediados de los 80, año tras año las distintas marcas de ropa lo siguen incluyendo en sus colecciones.

A lo largo del tiempo, el color rojo siempre fue sinónimo de elegancia y seducción, volviéndose el tono predilecto para un vestido de fiesta en el cual la mujer quisiera verse espléndida y llamar la atención.

Son varias las opciones a la hora de combinar este color.

Un punto en contra que tiene es que es difícil de combinar en atuendos con otros colores que no sea negro sin quedar sobrecargada. Sin embargo un “total look” rojo siempre queda bien y si te gusta combinar colores podés hacerlo en tus uñas -donde un color rosa con diseños en rojo va a quedar muy bien- o usarlo sólo en los labios.

El rojo no pasa desapercibido y va a destacarse entre el resto de tu outfit. Por eso, a la hora de elegir usarlo hay que tener en cuenta qué parte de nosotras es la que más nos gusta y queremos que llame la atención.

Si el color te encanta pero no te sentís cómoda con algo tan llamativo, podés optar por rojos más apagados o usarlo en accesorios que también queda genial.