A pesar de haber recibido $1.000.000, la casa de Zaira, la nena wichí con discapacidad, sigue sin estar en condiciones

La casa de Zaira, la nena wichí con discapacidad, sigue sin estar en condiciones para que ella viva allí.
La casa de Zaira, la nena wichí con discapacidad, sigue sin estar en condiciones para que ella viva allí. Foto: Gobierno de Salta

La pequeña salteña, cuya madre falleció y su padre la abandonó, sufrió un grave cuadro de desnutrición que la obligó a ser internada. A pesar de la donación que recibió para arreglar su hogar y la promesa de la Municipalidad, los resultados no fueron los esperados.

Hace un tiempo atrás se viralizó la historia de Zaira, la niña de 12 años que perdió a su madre y fue abandonada por su padre. La misma sufre de una enfermedad degenerativa y, a pesar de recibir una donación para que pueda arreglar su casa, su situación continúa de la misma manera.

La fundación “Un tatuaje por una sonrisa” viajó hasta Salta para entregarle $1.000.000 que recaudaron para ella. El fin de este acto solidario era ayudar a su abuelo y hermano en su cuidado y que, de esta forma, puedan remodelar la vivienda de modo tal que se viva cómodamente.

La pequeña, cuyo estado de ánimo era muy preocupante tras el fallecimiento de su madre, tuvo que ser internada en mayo en el hospital Materno Infantil por un grave cuadro de desnutrición.

Denuncian que la casa de Zaira sigue sin estar en condiciones para que ella viva allí.
Denuncian que la casa de Zaira sigue sin estar en condiciones para que ella viva allí. Foto: El Tribuno

Zaira fue trasladada por el Ministerio de Salud hasta la capital salteña para mejorar su atención, y su caso transcendió. Por este motivo, la Municipalidad de Embarcación se comprometió en aquel entonces a mejorar las condiciones de su casa, cuya construcción es muy precaria.

Pero a pesar de toda la ayuda que recibió y la promesa de las autoridades salteñas, cuando la niña estaba apunto de volver a su hogar, Diana Ferreyra, la persona que más ayudó a la nena y sus familiares, denunció que los arreglos no eran suficientes.

Aunque la Municipalidad se comprometió, la casa de Zaira sigue sin estar en condiciones para que ella viva ahí.
Aunque la Municipalidad se comprometió, la casa de Zaira sigue sin estar en condiciones para que ella viva ahí. Foto: El Tribuno

“Zaira ya está ingiriendo yoghurt y otros alimentos blandos como así también recupera el peso y continua con los trabajos en fisioterapia en las piernas y brazos, estarían por darle el alta, pero los que tenían que arreglar o hacer una habitación, solo hicieron esto...”, así redactó la mujer en sus redes sociales y difundió imágenes de la vivienda a medio arreglar.

Gracias a las fotos publicadas, se pueden ver las chapas del techo atadas a la paredes de madera con alambres. Asimismo, también colocaron una ventana con un vidrio roto y el techo está suelto.

La casa de Zaira, la nena wichí con discapacidad, sigue sin estar en condiciones para que ella viva allí.
La casa de Zaira, la nena wichí con discapacidad, sigue sin estar en condiciones para que ella viva allí. Foto: El Tribuno

“Ya está por volver y lamentablemente no tenemos todavía un lugar en condiciones para recibirla, como lo deseábamos. Con tanto dinero recaudado, es una burla lo que le hicieron. Exigimos hechos y no tanto circo!!!”, finalizó Diana.

Temas Relacionados