En los últimos días se dio a conocer un hecho que ocurrió en la localidad de Morillo, que involucró a más de cinco mil personas. Se trató de una fiesta que se realizó el sábado por la tarde en Coronel Juan Solá, que no cumplía con los protocolos de sanidad. El hecho fue denunciado por los vecinos de la zona.

//Mirá también: Vuelven los boliches a Salta, pero muchos vacunados no podrán entrar: el motivo

Tras darse a conocer el hecho, que los mismos vecinos denunciaron, los testigos argumentaron que en el lugar no hubo intervención policial por lo que más repudio generaba. Tal es así que el evento se dio a conocer gracias a los medios de comunicación.

El festejo, que incluía una peña y las tradicionales que se realizan en la zona, carreras cuadreras, se efectuó desde las 2 de la tarde del sábado anterior en el puesto El Capricho, distante unos 20 kilómetros del pueblo.

Según dieron a conocer los vecinos, el evento se organizó en vista de todos, y se extendió hasta altas horas de la noche (la gente bailaba en la oscuridad como se aprecia en las imágenes difundidas) y concurrieron “docentes, empleados públicos y puesteros de toda la zona”.

Lo que sabemos es que actuaron El Indio Rojas y Cristian Herrera, del grupo Matacos. Algunos dicen que ellos fueron los organizadores, pero eso no lo pudimos confirmar”, manifestó una docente de una escuela que, indignada, se comunicó con El Tribuno.