Pasaron 10 días de la tragedia que paralizó a la comunidad Wichi, el femicidio de Pamela Julia Flores, la niña 12 años que encontraron asesinada sobre la Ruta 81 en el acceso a la localidad salteña de Pluma de Pato. Sin embargo la comunidad sostiene que la niña fue asesinada en otro lado y su cuerpo fue movido al costado de la ruta donde finalmente fue encontrado.

Tomás Flores, el padre de Pamela, en diálogo con Qué Pasa Salta dijo: “Fui al juzgado de Tartagal y me dijeron que la niña fue asesinada en el domicilio donde estaba el chico y que ahí se encontraron las pruebas: sangre, calzados y la remera que era de ella”.

El padre de Pamela afirma que en el juzgado de Tartagal reconocieron que su hija fue asesinada en el domicilio del adolescente detenido donde encontraron sangre, calzados y una remera de su hija. Foto: Facebook: De la Mano por el Mundo

El cuerpo de la niña fue encontrado al costado de la ruta 81 en avanzado estado de descomposición, tapado por arbustos y piedras. Por el crimen se encuentra detenido un adolescente de 17 años que se abstuvo a declarar. Sin embargo la comunidad sostiene que hay más implicados.

“Hay un detenido. Pero queremos que la justicia investigue hasta el fondo. Creemos que participaron otros (...) La justicia no es justa para el pueblo wichi, siempre ha sido así”, dijo Raúl Manuel, el presidente de la comunidad.

La comunidad wichi exige “Justicia por Pamela”

La Comunidad Indígena Kilómetro 2 del departamento de Rivadavia Banda Norte junto a diversas organizaciones indígenas hicieron una conferencia de prensa en la Plazoleta IV Siglos de Salta para dialogar con la prensa, informó El Tribuno.

Bajo el lema “Justicia por Pamela” la comunidad se movilizó en búsqueda de que la trágica muerte de la pequeña se visibilice y sobre todo lograr difundir el mensaje a toda la sociedad.

“Queremos que esto trascienda porque no es la primera vez que pasa, estas cosas han sucedido en muchos años. Y todo lo que pasó es consecuencia del Estado. Exigimos que se haga una investigación profunda y prolija”, dijo Octorina Zamora, miembro de la comunidad.

La comunidad Wichi exige "Justicia por Pamela" Foto: Antonio Gaspar

“Yo lo único que pido es justicia para toda la comunidad de Pluma de Pato. Los únicos que estuvieron desde un principio fueron los de la fundación Una Mano por el Mundo, y ahora nos acompaña Octorina. Ninguno de la Municipalidad, ni del IPPIS, tampoco se hicieron presente. Queremos que el Gobierno recuerde que nosotros también somos seres humanos”, dijo Tomás Flores, el padre de Pamela.

Por último Tomás expresó: “Yo no quiero que el crimen de hija quede impune porque hay muchos antecedentes sobre crímenes a nenas y mujeres. Alguna vez tienen que parar”.