Este lunes por la mañana comenzó el juicio oral y público contra Marcos Lautaro Teruel, el hijo de Mario Teruel, uno de los participantes de Los Nocheros, quien está imputado en dos causas por delitos de abuso sexual. Ambas fueron unificadas, y en la segunda están imputados Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, quienes serán juzgados como coautores del mismo delito.

//Mirá también: Un hombre sacó un arma en un camping de Salta y generó pánico en las personas que lo rodeaban

La audiencia se realizó en la mañana en Grandes Juicios del Poder Judicial de Salta, y estuvo a cargo de los jueces de la Sala III del Tribunal de Juicio, integrada por los jueces Carolina Sanguedolce, María Gabriela González y Pablo Farah.

Primera audiencia contra Marcos Lautaro Teruel

Para este lunes estaba previsto que declare una de las víctimas, que será representada por la defensora de género Liza Medrano, como querellante. La denuncia fue radicada por la madre el 13 de marzo de 2019, los abusos habrían tenido lugar desde que era una niña de 10 años.

Por esta denuncia el fiscal penal Sergio Federico Obeid imputó a Teruel por abuso sexual con acceso carnal calificado por el grave daño en la salud de la víctima en concurso ideal con exhibiciones obscenas agravadas continuadas, en concurso ideal con corrupción doblemente agravada por tratarse de una niña de 13 años y por mediar engaño.

Marcos Lautaro Teruel. El joven se encuentra bajo prisión preventiva. (Los Andes / Archivo)

Sobre estos cargos, el fiscal consideró elementos probatorios obtenidos a través de pericias psicológicas y psiquiátricas, declaraciones testimoniales, exámenes médicos, análisis telefónicos e informes de inspección ocular, y más de una vez, aprovechando que ella frecuentaba su casa para jugar con un familiar

Por su parte, los voceros indicaron que las instancias finales del juicio, donde se leen los alegatos y el veredicto, que serán transmitidas por el canal oficial del Poder Judicial de Salta.

En tanto, la lectura de la requisitoria fiscal no será emitida para preservar la identidad de las víctimas y su derecho a la intimidad y confidencialidad, al tiempo que se recomendó a los medios de prensa que asistan al debate para su cobertura evitar vulnerar estos derechos, omitiendo la identidad de las damnificadas.