Tras las protestas realizadas durante el 25 de mayo, los comerciantes salteños anunciaron que no respetarán las prohibiciones del confinamiento y abrirán sus negocios a partir de hoy.

Así se adelantó en el día de ayer a las 16, cuando numerosos grupos de vecinos autoconvocados se concentraron en la plaza Güemes para dar a conocer su descontento por las medidas establecidas para restringir la circulación a causa de la segunda ola de coronavirus. Manifestaron que estas medidas son anticonstitucionales, por interferir con los artículos 14 y 14 bis de la Constitución Nacional, que establecen el derecho a trabajar y transitar.

Los comerciantes y vecinos autoconvocados reclamaron por las medidas que interfieren con el trabajo de muchos establecimientos.

Esta manifestación se sumó después a la protesta de la plaza 9 de Julio, en la cual comerciantes exigían que les permitan abrir sus locales. La organización Comerciantes Unidos rechazó las medidas que los obligan a cerrar, y establecieron que no pueden seguir sin trabajar, así que abrirán sus puertas a partir de hoy.

Algunos de los presentes incluyeron a locales gastronómicos, empresarios de peñas y de esparcimiento, salones de estéticas y gimnasios quienes reclaman su necesidad de trabajo. Compartieron sus posturas a través de un micrófono abierto sobre la vereda del Cabildo, sosteniendo principalmente que necesitan trabajar así que lo seguirán haciendo, y que desde el Gobierno no hubo ninguna convocatoria al diálogo.

Los comerciantes y vecinos autoconvocados reclamaron por las medidas que interfieren con el trabajo de muchos establecimientos.