El juicio que busca esclarecer el crimen de María Leonor Gine está en su etapa final. El miércoles declaró el principal acusado, su nieto Agustín Morales, quien aseguró no acordarse nada de lo que sucedido, y entre el jueves y el viernes, las partes sumaron nuevas pruebas que fueron incorporadas a la causa. La sentencia se conocerá el lunes, a las 13, después de los alegatos.

Por el hecho se encuentran imputados Agustín Morales, nieto de la víctima, Federico Leonardo Detzel (30) y Tania Rocío Aguirre (30). Agustín Morales está siendo juzgado por homicidio agravado por el vínculo, ensañamiento, alevosía, criminis causa y por haber mediado violencia de género, en perjuicio de María Leonor Gine, en concurso real con violación de medidas dispuestas por la autoridad competente para impedir la propagación de una pandemia.

Agustín, quien se mudó a vivir con su abuela un mes y medio antes del homicidio, declaró el miércoles frente al Tribunal y aseguró que no se acuerda nada de lo que pasó aquel 27 de marzo. Asumió que padecía adicción a las drogas desde los 13 años y también que amaba a su abuela. Dejó claro que a pesar de no ser consciente de lo que hizo o pasó, esa noche fue una derrotero de consumo y de deambular sacado por la ciudad. “Sinceramente, no se lo que pasó. Esto es consecuencia de la mala vida que venía teniendo yo, de hacer las cosas mal”, expresó.