Luego de varias semanas primaverales, el frío se instaló nuevamente en Salta. Tras el fin de semana prácticamente de verano, el lunes comenzó a descender la temperatura, y el martes esta tendencia se acentuó aún más, este miércoles continuó bajando la temperatura, que presentó una mínima de 3°, mientras que la máxima alcanzará los 12° por la tarde.

Por otra parte, la humedad es del 86%, la presión atmosférica de 891 hectopascales, y la visibilidad de 15 kilómetros. El viento no tendrá incidencia en esta jornada de miércoles, ya que soplará entre los 7 y los 12 kilómetros por hora.

El pronóstico para lo que resta de la semana tampoco es precisamente alentador, ya que se espera que las temperaturas se mantengan dentro de los mismos rangos. Aunque, a partir del jueves, se espera que las máximas comiencen a trepar hasta colocarse entre los 18° y los 19° durante el fin de semana y el inicio de la semana próxima.