Anularon la resolución que le había concedido el beneficio de la prisión domiciliaria al productor de modas salteño, Pablo Rangeón, acusado de abuso sexual. Fue una decisión del juez de la Sala I del Tribunal de Impugnación Luciano Martini hizo lugar ayer a un recurso de apelación presentado por los abogados defensores de la víctima.

Los fundamentos de la resolución se basan en el número y el tenor de las denuncias en su contra. “El beneficio otorgado a Rangeón, siempre en este estadio procesal y sin perjuicio de lo que arroje la investigación, resulta inadmisible y debe ser objeto de corrección, mediante el libramiento de la concreta orden de detención, que restablezca el ‘status quo’ de las cosas en los términos de los artículos 386 y cc del CPP”, destaca el escrito de la Sala de Impugnación refiere sobre la domiciliaria que la jueza de Garantías 8, Claudia Puertas le había otorgado días atrás a Rangeón.

Sobre Rangeón pesan al menos seis denuncias, tres por abuso sexual con acceso carnal y distintos agravantes, y otras por abuso sexual simple. Jorge Agüero, defensor de cuatro víctimas, había calificado la decisión de la magistrada como un “hecho inadmisible” y adelantó que apelará al fallo que dejó libre al empresario con ocho denuncias por abuso sexual y otros delitos en su haber.