Nicolás Arce, concejal de la ciudad salteña Tartagal, donó sus 24 dietas que le correspondían por dos años en su labor y las destinó a enfermos oncológicos que se atienden en un hospital salteño para que ayude a personas sin obra social o a mantener las intalaciones.

Ese dinero fue a parar al hospital Juan Domingo Perón para ayudar a refaccionar, como también en lo que es el traslado y los tratamientos farmacológicos.

Según detalló El Tribuno, Arce aseguró que no tiene sentido que los concejales cobren $123 mil; menos en plena pandemia y en un lugar como Tartagal, donde no hay agua casi todo el año y cuando llueve se inundan los centros de salud y las viviendas más humildes.

El concejal salteño donó 24 dietas al Hospital Juan Domingo Perón, Tartagal. Foto: Google Maps

¿Quién es Nicolás Arce, el concejal que donó su presupuesto?

“La política no puede ser usada para asegurarse un sueldo”, aseguró el ex miembro del Frente Plural de Salta, quien a su vez ingresó a su cargo en el cuerpo deliberativo por una lista del oficialismo provincial.

Cabe destacar que, si bien Arce se presentó por una línea del oficialismo de la provincia y llevando como candidata a la diputada provincial Gladys Paredes, no trabajó para ningún espacio político. Se enfocó en su tarea como concejal de Tartagal.

Según opinó, su rol sirve para mejorar la calidad de vida de las personas. A penas asumió informó que donaría las 24 dietas y las destinó a quienes tienen cáncer. “Jamás podría pretender vivir de lo que me pagan mis vecinos, para eso tengo mi trabajo”, sostuvo.

Críticas al nuevo presupuesto de los concejales de Salta

Frente al aumento del sueldo de los concejales, que alcanza un 50% al igual que el resto de los funcionarios de la municipalidad, Arce indicó que es una vergüenza a la sociedad.

“Para aprobarse el presupuesto se aplicó la mayoría y el presidente del cuerpo Sergio González, en lugar de permitirnos expresarnos a quienes no estábamos de acuerdo con el manejo de los recursos que son de los tartagalenses se hizo el canchero y no nos dejó ni hablar”, aseveró.

También se mostró disconforme con la decisión de destinar $18 millones a los medios de comunicación, argumentando que ese dineral puede ir a familias de Tartagal en situaciones desfavorables.

“Está naturalizado en la dirigencia política y en la comunidad que los cargos públicos son solo para que quienes llegan a ocuparlos cobren dietas o salarios que en la parte privada difícilmente se les abonaría”, finalizó.