Covid-19: científicos europeos aseguran que la enfermedad modificó la expectativa de vida

Cómo afectó el Covid-19 a la esperanza de vida
Cómo afectó el Covid-19 a la esperanza de vida Foto: Mariana Villa

Los cambios generados por el virus siguen en estudio. Ahora, especialistas se refieren al aumento de mortalidad y también están analizando cómo influyó la vacunación en las distintas naciones.

Los estudios alrededor del Covid-19 no se detienen. Ahora, científicos de Alemania, Dinamarca y Reino Unido analizaron cómo el virus aumentó la mortalidad en 29 países y, además, detectaron que propició un descenso en la esperanza de vida.

“La pandemia desencadenó un aumento sin precedentes de la mortalidad que se tradujo en pérdidas de esperanza de vida en todo el mundo, con solo unas pocas excepciones”, se comunicó un estudio publicado recientemente en la revista científica Nature Human Behavior. “Existen divergencias en los impactos de mortalidad de la pandemia en 2021: mientras los países de Europa occidental experimentaron una recuperación de las pérdidas de esperanza de vida de 2020, Europa oriental y Estados Unidos fueron testigos de déficits sostenidos y sustanciales”, puntualiza el texto.

La aceptación de las vacunas marcaron la diferencia entre los países con mayor y menor expectativa de vida.
La aceptación de las vacunas marcaron la diferencia entre los países con mayor y menor expectativa de vida. Foto: Orlando Pelichotti

Para el examen, fueron tenidos en cuenta 29 países, entre los que estuvo Chile como único representante de América Latina. El país trasandino evidenció una “caída significativa” en su expectativa de vida. “Los déficits de esperanza de vida durante el otoño/invierno de 2021 entre personas mayores de 60 años y menores de 60 años se correlacionaron negativamente con las medidas de aceptación de la vacunación en todos los países”, señalaron los especialistas.

En contraste con 2020, el perfil de edad del exceso de mortalidad en 2021 fue más joven y los grupos de edad menores de 80 años contribuyeron más a las pérdidas de esperanza de vida”, puntualizaron. “Descubrimos que, de hecho, era posible que las naciones se recuperaran de pérdidas drásticas e históricas en la esperanza de vida”, explicó Jonas Scholey, científico investigador del Instituto Max Planck para la investigación demográfica y coautor del artículo.

Los científicos señalan que en comparación con datos anteriores al 2020, el Covid-19 representa “la mayoría de las pérdidas de esperanza de vida en 2021″. Incluso, indicaron que las razones de estas disparidades están vinculadas con “la capacidad de recuperación de sus sistemas de atención médica”, los cuales en algunos momentos se vieron afectados por la gran cantidad de pacientes, además de la situación sanitaria que se evidenciaba antes de la pandemia.

Como el virus afectaba en su mayoría a personas de 60 años o más, las naciones que lograron bajar los índices de mortalidad en este grupo etario alcanzaron, en consecuencia, reducir de forma más veloz el exceso de mortalidad. Las campañas de vacunación y la disponibilidad de tratamientos antivirales y cuidados intensivos son destacados como parte de la solución.

No soy nada optimista sobre la rapidez con la que los sistemas de atención de la salud pueden regenerarse del impacto que tuvieron que absorber durante los últimos dos años y medio”, explicó Scholey. Y agregó: “Soy cautelosamente optimista de que el exceso de muertes este invierno (por COVID-19) no será tan pronunciado en muchos países como lo ha sido en los últimos dos años. Pero con un virus tan impredecible como el SARS-CoV-2, tendremos que ver”.

Los resultados más significativos

  • Los ocho países que experimentaron un rebrote significativo en la expectativa de vida: Bélgica, Suiza, España, Francia, Inglaterra y Gales, Italia, Suecia y Eslovenia.
El virus cambió la expectativa de vida en el mundo.
El virus cambió la expectativa de vida en el mundo. Foto: Ignacio Blanco
  • Los 12 países donde la esperanza de vida cayó significativamente: Bulgaria, Chile, República Checa, Alemania, Estonia, Grecia, Croacia, Hungría, Lituania, Polonia, Eslovaquia y Estados Unidos.
  • Los dos países donde la expectativa de vida se mantuvo en los mismos niveles: Escocia e Irlanda del Norte.

Además se analizó el panorama por edad y género:

- En 2021, el número de muertos por la pandemia se desplazó hacia los grupos de edad más jóvenes. Sin embargo, el aumento de la mortalidad entre los mayores de 60 años siguió siendo el contribuyente más importante a las pérdidas de expectativa de vida. La esperanza de vida “cayó en 28 de los 29 países analizados de 2019 a 2021″.

- En cuanto al género, las mujeres mostraron una esperanza de vida más alta en los 29 países del análisis, siendo que la “ventaja femenina aumentó significativamente en 16 de los 29 países durante la pandemia”.

El impacto de la vacunación en la expectativa de vida

“Una mayor aceptación de la vacunación se asoció con déficits de expectativa de vida más pequeños”, explican. “En Europa del Este, especialmente Bulgaria, hubo una menor aceptación de la vacunación y mostró mayores déficits en esperanza de vida, mientras que ocurrió lo contrario en la mayoría de los países de Europa central y occidental”, aseguraron.

“La dirección de esta asociación fue la misma al comparar las contribuciones de los grupos de edad de menores de 60 años, y mayores de esa edad. La aceptación de la vacunación para personas mayores de 60 años mostró una asociación más fuerte con los déficits de esperanza de vida”, agregaron.

El Covid-19 se sigue estudiando en el mundo.
El Covid-19 se sigue estudiando en el mundo. Foto: EFE

“Los detalles más profundizados de la priorización por edad del lanzamiento de la vacuna y los tipos de vacunas utilizadas pueden explicar algunas de estas diferencias, así como las correlaciones entre la aceptación de la vacuna y el cumplimiento de las intervenciones no farmacéuticas o la capacidad general del sistema de atención de la salud”, concluyeron.

Temas Relacionados