Entrenar con calor afecta al corazón: consejos para evitar consecuencias cardiovasculares

Hacer ejercicio físico con temperaturas extremas puede repercutir en la salud con la aparición de arritmias, infarto de miocardio y hasta muerte súbita. Tips para prevenir y poder seguir entrenando.

Mucha gente suele tomar sus vacaciones como un punto de partida para entrenar.
Mucha gente suele tomar sus vacaciones como un punto de partida para entrenar. Foto: Mariana Villa

Pese a las altas temperaturas que se viven durante esta época, es habitué ver durante todo el día a personas entrenando, incluso en los horarios de calor más extremo.

Bajo ese contexto, es importante realizar el ejercicio físico a conciencia, para evitar riesgos y consecuencias cardiovasculares que afecten al corazón.

Según detalló Filo.News, el doctor Mario Boskis, cardiólogo y miembro Titular de la Sociedad Argentina de Cardiología, explicó que “el clima invita a entrenar y mucha gente toma sus vacaciones como un punto de partida; pero la exposición en los días de mucho calor puede jugar una mala pasada”. “Muchas veces nos exponemos de manera inconsciente y no reconocemos nuestras propias alarmas”, continuó el especialista.

De hecho, el doctor Boskis aseguró que entrenar con calor puede afectar más allá de la edad: “Es una de las primeras causas de muerte en atletas jóvenes y su incidencia está en aumento, probablemente debido a que el cambio climático está generando que las olas de calor sean más largas, más extremas y más frecuentes”, manifestó.

Ante este riesgo que puede recaer sobre cualquier persona, es importante tener en cuenta algunos consejos de prevención, que ayuden y hagan posible seguir entrenando a pesar del calor:

  • Beber abundante líquido, aunque no tenga sed. Tener en cuenta que con la edad sentimos menos necesidad de hidratarnos, pero nuestro organismo lo sigue necesitando.
  • No hacer actividad física en horarios de mucho calor.
  • Vestirse con ropa liviana y clara, preferentemente de algodón. Usar sombrero y anteojos de sol.
  • Tratar de estar en ambientes con buena ventilación o aire acondicionado, no exponerse de forma directa al sol, especialmente entre las 10:00 y las 16:00 o si hay temperatura muy elevada.
  • En caso de amamantar, hacerlo con más frecuencia.

Temas Relacionados