Argentina atraviesa su tercera ola de coronavirus en medio de la circulación comunitaria de la variante Ómicron en el país. En ese sentido, un grupo de expertos se animó a proyectar cuándo será el pico de casos y en qué momento se terminará bajando la curva.

Si bien los cálculos son aproximados, es decir, que no brindan una certeza en fechas sobre cuándo será el pico, permite estudiar las variables que nos indicen de qué forma bajar los casos.

El Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME), un centro de investigación dependiente de la Universidad de Washington en Seattle, Estados Unidos, se encargó de realizar un “modelo del Covid” que permite tener aproximaciones sobre el momento en el que bajarán los casos.

Unas de las variantes que analizan los expertos es la cantidad de casos no detectados que podría duplicar a los informados Foto: Ignacio Blanco

Cuándo será el pico de la tercera ola de coronavirus

El economista de la salud, Christopher Murray, es el encargado de llevar el estudio de aproximaciones en diferentes países. En el caso de la Argentina, la expectativa está puesta que el 25 de enero será el pico de la tercera ola.

Para esa fecha, se cree que habrá más de 247 mil infectados. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en este estudio no evalúan los 100 mil casos confirmados, sino que apuntan a que hay más de 189.00.

Esto se debe a las estimaciones que hay respecto a los no detectados por testeos, debido a la falta de iniciativa en la búsqueda de contactos estrechos. Además, se sumará que dichos contactos no deberán hisoparse por lo que impactará el número de infectados reales.

Cómo será la curva en descenso después del pico

Aquí el estudio habla de cuatro variables que deberán ser tomadas en cuenta para que se aplane la curva de contagios. Estos son: el uso del barbijo, la distribución de las terceras dosis, sacar dudas ante la vacunación y la potencial sorpresa de una mayor severidad de la variante Ómicron.

La vacunación es una de las variables que estudian desde el IHMS Foto: Municipalidad de Guaymallén

De acuerdo al estudio de la IHME, las estimaciones de la tercera ola llegan hasta el 22 de abril. Sin embargo, a diferencia de la curva de subida, la pendiente es un poco menos inclinada por lo que será durante varias semanas.

Lo que más llamó la atención es la posibilidad de disminuir aún más el alcance de los contagios, de acuerdo a dos variables. La primera es la vacunación y el refuerzo de la tercera dosis. Según el IHME, si el 100% de los vacunados tiene un refuerzo estiman un 3% menos de contagiados.

Sin embargo, el ítem que más disminución de casos tendría es el uso del tapabocas en un 80% del tiempo. Es decir, cada vez que se sale a la calle, como en otros momentos de la pandemia. En este caso, los contagiados podrían bajar hasta un 22%.

Por último, cómo afectará en los fallecimientos

Esta variable que analizaron los expertos suele ser un poco más polémica, ya que se juega con el optimismo ante casos fatales. Sin embargo, si la variante sigue funcionando como hasta ahora, podría mantenerse casi una misma línea de fallecidos.

Aquí de nuevo, una de los puntos a tener en cuenta es el 100% de los vacunados que ayudará a bajar un 6% los fallecimientos. Mientras que el uso del tapa bocas, también tendría un fuerte impacto.

Los científicos advirtieron la preocupación ante una mayor severidad de la Ómicron en caso de que se dé. Allí los fallecimientos podrían casi duplicarse o hasta triplicarse.