Este fin se semana se disputó la Copa Challenger en el hipódromo de la ciudad de San Francisco,  la misma es una de las carrera cuadrera más importante del país donde en este caso se dieron dos muertes trágicas de caballos Emperador y Forastero, donde este hecho desato una fuerte polémica en este tipo de eventos que aseguran que no hay controles de ningún tipo para los equinos participantes.

Por este hecho, el Jockey Club San Francisco, lanzo un comunicado donde informaron que habían concesionado el predio para esta carrera, la misma fue para coadyuvar al Turf Nacional, cumpliendo con los requisitos legales, protocolares y administrativos vigentes, responsabilizándose el organizador del mismo, mediante una carta compromiso, a desarrollar el evento de igual manera”.

“Al finalizar la carrera, saliendo de la rotonda, murieron los dos: Forastero cayó cuando lo llevaban a boxes y Emperador murió cuando lo llevaban a bañar”, contó a ElDoce.tv, Eugenio Basualdo, espectador del evento y testigo de lo ocurrido.

Emperador y Forastero son dos caballos que murieron

“Es una vergüenza que no haya control antidoping, esto es un negociado tremendo. Antes de la carrera vimos todos cómo le ponían las dosis a los caballos. Después que se murieron les gritaban asesinos a los dueños y organizadores”, relató.

No es la primera vez que mueren animales”, dijo otro hombre, que prefirió reservar su identidad.

En las cuadreras “vale todo”, aseguró, y casi siempre hay altas sospechas de que a los caballos les suministran sustancias que potencian su rendimiento para obtener los premios millonarios que están en disputa.

Emperador y Forastero son dos caballos que murieron

El comunicado del Hipódromo de San Francisco

A través de un comunicado, el Jockey Club confirmó la muerte de los animales y aseguró que iniciaron acciones judiciales para determinar las causas de lo ocurrido:

“El día sábado 27 y domingo 28 del corriente mes, en la ciudad de San Francisco se llevó a cabo en el predio del “Hipódromo Oscar C. Boero” la COPA CHALLENGER, una tradicional carrera cuadrera que involucra caballos y público de todo el país. La misma fue llevada al cabo por su organizador responsable oriundo de la ciudad de Reconquista (Santa Fe) quien nos solicitó la concesión del predio, atento a la ubicación periférica de San Francisco y del Hipódromo dentro de la misma, como así también por la superficie, las instalaciones y servicios con los que contamos”, dijeron.

Desde el “Hipódromo Oscar C. Boero” concesionamos el predio, a los efectos de coadyuvar al Turf Nacional, cumpliendo con los requisitos legales, protocolares y administrativos vigentes, responsabilizándose el organizador del mismo, mediante una carta compromiso, a desarrollar el evento de igual manera”, agregaron.

“El día domingo, lamentablemente y por causas que desconocemos (a las cuales estamos abocados en investigar) han fenecido equinos postcarreras, por lo que el mismo domingo inmediatamente se realizó una necrosis a los caballos a los efectos de detectar si los mismos se habrían encontrados afectados por alguna sustancia prohibida, solicitando los resultados en tiempo expedito.

Por otro lado, realizamos las respectivas exposiciones judiciales en la Policía Judicial de la Provincia de Córdoba informando lo sucedido y reservando la posibilidad de iniciar las acciones judiciales pertinentes dependiendo de los resultados analíticos”, concluyeron.