San Juan atraviesa una profunda crisis hídrica y el pronóstico no es alentador, al contrario. En este marco y por segundo año consecutivo, OSSE decidió que adelantará al mes de noviembre la implementación del nuevo horario de uso restringido del agua potable en todo San Juan, que será de 9 a 21 horas.

//Mirá también: Hidráulica estipula unos 180 días de corte para los regantes en San Juan

A pesar de esta medida, garantizaron que el abastecimiento seguirá siendo del 100%. Semanas atrás, desde la Dirección de Hidráulica informaron sobre la disposición de un calendario de corte para los regantes, que oscilará entre los 170 y 180 días. Es que, lo que se espera que traiga el Río San Juan esta temporada será un tercio de lo que la provincia necesita para poder cumplir con el consumo humano, las actividades industriales y la producción.

Por este motivo, OSSE tomó la decisión de adelantar el horario de uso restringido. La información fue publicada por Diario Huarpe y se espera que sea anunciada en los próximos días. Además, indicaron que regirá en todo el territorio provincial y todos los días, y regirá para cualquier otro uso que no sea el consumo vital para humanos y mascotas.

Según declaró el presidente de OSSE, Guillermo Sirerol, a Diario Huarpe: “El consumo de agua potable para la población está garantizado un 100%, pero necesitamos bajar el derroche diario. Es por eso que desde el primero de noviembre implementamos el nuevo horario de uso restringido del agua de 9 a 21 horas”.

//Mirá también: Por la crisis hídrica, calculan que la producción de uva caerá un 35% en la próxima cosecha

Además, agregó que intensificarán los controles para detectar a los sanjuaninos que derrochen: “Las multas para quienes no cuiden el agua seguirán vigente, vamos a intensificar el control, pero no con un fin recaudatorio sino con un fin de cuidado que debemos tener”. En promedio, un sanjuanino consumo diariamente 700 litros de agua, aunque para Sirerol, “esto no quiere decir que un sanjuanino se toma esa cantidad de litros de agua, pero en el recambio de agua de las piletas, mangueras abiertas, limpieza del auto mal ejecutada, goteras y demás es lo que gastamos”.