La sociedad sanjuanina se mostró conmocionada luego de que saliera a la luz una denuncia por abuso sexual contra el reconocido oftalmólogo Oscar Kerman. En las últimas horas, aparecieron más denunciantes y la situación del profesional se complica aún más. El último viernes una paciente del médico lo había denunciado en la UFI CAVIG por “tocamiento”.

//Mirá también: Pacientes denuncian a un oftalmólogo sanjuanino por presunto abuso sexual

En la primera denuncia, la paciente había afirmado que el oculista la había manoseado y que también había intentado besarla dentro de un consultorio en la clínica privada de Capital donde trabaja. Pero esta situación motivó a otras presuntas víctimas del profesional a realizar nuevas acusaciones en su contra. Hasta el momento serían cuatro las mujeres que habrían denunciado a Kerman en la UFI CAVIG, publicó Tiempo de San Juan citando fuentes judiciales.

Además de las nuevas denuncias, se supo que el fiscal Eduardo Martínez es quien está llevando la investigación del caso. El mismo fiscal pidió el viernes pasado que se secuestraran registros de pacientes, grabaciones y otras pruebas de la clínica de Capital en donde el oftalmólogo acusado de abuso se desempeña laboralmente. Se espera que ahora se sume más evidencia para constatar las versiones de las denunciantes.

//Mirá también: Apuñaló a su pareja en el pómulo y le provocó un derrame en un ojo

Hasta el momento se desconoce si la Justicia pedirá la detención de Kerman. Como primera medida, ya se realizó un abordaje por parte de un psicólogo a la primera paciente: una mujer de 48 años que llegó hasta el nosocomio por un problema puntual en su visión. En sus declaraciones, la presunta víctima contó que en el consultorio el profesional la atrajo hacia su cuerpo, intentó besarla y le tocó la cola. Ese accionar la dejó “estupefacta”, al punto que salió casi corriendo del lugar para buscar su bicicleta y marcharse. Pero al salir, la paciente se topó con otras dos personas que, al enterarse de lo sucedido, le recomendaron que denunciara el episodio. Y lo hizo horas más tarde en el Centro de Abordaje y Contención de Violencia Intrafamiliar y de Género.