Comenzó el juicio contra Mathías Mallea, acusado de matar de un disparo en la cabeza a Celeste Luna en 2019

Celeste Luna tenía 22 años y murió en el acto
Celeste Luna tenía 22 años y murió en el acto

Mallea será juzgado por los delitos de homicidio agravado por el vínculo y por violencia de género.

Este lunes por la mañana dio comienzo el juicio contra Mathías Mallea, el ex policía acusado de matar de un disparo en la cabeza con su arma reglamentaria a su novia, Celeste Luna. El hecho ocurrió el pasado 15 de diciembre de 2019 y Mallea será juzgado por los delitos de homicidio agravado por el vínculo y por violencia de género.

Debido a la interrupción de la pandemia, los plazos del proceso se extendieron más de lo experado. Sin embargo, a Mallea se le dictó la prisión preventiva junto al procesamiento. Por este motivo, el policía acusado de femicidio llega al juicio tras las rejas en el Servicio Penitenciario.

Mallea fue procesaro por el juez Guillermo Adárvez por homicidio doblemente agravado. De igual manera, el acusado siempre se defendió y negó haber disparado a propósito contra su novia y aseguró que la joven había intentado quitarse la vida con el revólver y que como él trató de impedirlo, el tiro se escapó. Los peritos del Ministerio Público concluyeron que el uniformado directamente la ejecutó, le apuntó en la cabeza y le disparó.

Vicente Luna, el papá de Celeste, contó en la previa del juicio a Diario La Provincia SJ que “estamos ansiosos que legara este día. Se empezará a saber la verdad, después de todo lo que se dijo desde el 15 de diciembre que perdimos a nuestra hija. Dijeron que mi hija manipulaba el arma y él se la quiso quitar; que ella se suicidó... Hoy se sabrá qué pasó”.

Por último, agregó que está viviendo esta etapa “con tranquilidad, esperando lo que pase hoy y en las audiencias que siguen. Sólo él (por el imputado), mi hija y Dios saben lo que pasó en ese momento. Mi hija ya no está y él sí. Lo único que quiero es que él diga la verdad para que mi hija descanse en paz y que nosotros estemos tranquilos porque hicimos algo por ella. Tengo esperanza que se hará justicia”.