Conocé al sanjuanino que se fue a Italia y se gana la vida haciendo asado a domicilio

Viajó con 19 años para jugar al hockey sobre patines, logró títulos y jugó un mundial con la selección italiana. Después se le dio por este maravilloso emprendimiento, el cual ya tiene 3 años, es conocido y solicitado por deportistas internacionales y ya se ha extendido hacia otros lugares del país europeo.

Gastón Oro, y un rico asado argento
Gastón Oro, y un rico asado argento Foto: Instagram

Con la idea de ir a triunfar en el hockey sobre patines, deporte cuna de San juan, Gastón Oro se fue a Italia, a sus 19 años. Ahora tiene 36 y se gana la vida haciendo asado a domicilio, un gran éxito que convence a los europeos.

Si bien su carrera deportiva fue un éxito, jugando en los mejores equipos, consagrándose campeón y hasta jugar un mundial con la selección italiana, su presente lo entusiasma más por la notoriedad que tiene en la gastronomía “argenta” con “La griglia del tonchi”.

¿Por qué asado a domicilio?

Gastón se dedica a hacer asados argentinos a domicilio. Comenzó desarrollando su negocio el norte de Italia pero fue tal éxito y la demanda que se expandió por todas partes, desde Milán hasta la Toscana.

Gastón jugando al hockey sobre patines
Gastón jugando al hockey sobre patines Foto: Instagram

Tonchi, como se lo conoce en su entorno sanjuanino, comenzó a sentir el desarraigo y a extrañar a su familia. En aquel entonces jugaba para el Benetton cuando su novia, actual esposa y madre de su única hija Vita, llegó para acompañarlo y apoyarlo.

En Europa, el hockey sobre patines es profesional, por lo que Oro tenía su estadía cubierta. Y, según contó a TN, solía ir a comer a una parrillada del lugar, cuando un día se le prendió la lamparita y arrancó con su emprendimiento.

Gastón y su esposa Cecilia
Gastón y su esposa Cecilia Foto: Instagram

Cómo arrancó con la gastronomía

Se sumergió en los secretos de la cocina y sus movimientos cuando comenzó a trabajar en un restaurante donde hacían “la noche argentina”. Allí, el menú incluía empanadas, asado, vino argentino y otras comidas típicas que no son tan comunes en Italia.

Pero el hockey se volvió a meter en su vida como cocinero, cuando le salió una oferta en la Toscana, cuyo club no dejaba que tuviera otro trabajo. Por lo que su emprendimiento sólo debió funcionar durante sus vacaciones.

“Para esa época tenía muchísimos conocidos carniceros y entendía un poco más sobre carnes”, explicó Gastón, quien además admitió que los contactos que le dejó el deporte, fue muy beneficioso y fue lo que hizo que sacar ventaja ante otras opciones parrilleras.

Gastón con su parrillada
Gastón con su parrillada Foto: Instagram

Y se largó. Su primer evento, según confesó fue “un papelón”. “No teníamos el fogonero hecho. Estábamos de vacaciones en Grecia y le pedimos a un metalúrgico que nos hiciera uno con determinadas medidas. Terminamos yendo con el fogonero todo despintado”, contó.

Y agregó: “Siempre fui del asado a la parrilla, pero tengo amigos del campo que me lo mostraron. Veo las fotos de ese primer asado y es un papelón. Me costó mucho llegar a la carne con el gustito argentino”.

Toncho y sus asados a domicilio
Toncho y sus asados a domicilio Foto: Instagram

Un negocio exitoso que se expandió

Después de tres años con este negocio, mejorando su técnica y agregando diferentes productos y artículos para hacer de la comida criolla más atractiva para los comensales, su empresa se extendió en toda Italia. Se hizo tan conocido que llegó a cocinarles a futbolistas argentinos como Lucas Martínez Cuarta (Fiorentina) y Cristian Ansaldi (Torino).

“Ellos, más allá de que son gente del fútbol, son muy humildes. Son los primeros que no se mueven de la parrilla. A ellos sí que los llevas a la parrilla”, expresó.

Sus raíces intactas expresadas en la comida

Nunca perdí el acento argentino. Mi idea es llevar a los italianos a la Argentina, que vivan una experiencia argentina a través del paladar, porque desde el cocinero hasta toda la materia prima es de allá”, explica Gastón sobre su objetivo.

Incluso, algunos clientes lo contactan para corroborar que el asado sea celeste y blanco: “Hay un plus más si el asador es argentino. Yo hago una pequeña presentación en los eventos, voy a la mesa y explico qué van a comer, cómo son la carne y los vinos. Le doy un formato más serio para que la gente sepa. Es importante ver la diferencia entre los sabores, es justo explicar todo”, contó.

Gastón y los futbolistas famosos.
Gastón y los futbolistas famosos. Foto: Instagram

Los tips de Toncho para un rico asado argento

  • La carne tiene que ser Black Angus, que es la que predomina en la Argentina. “Con mucha grasa, porque acá en Italia no predomina la vaca con grasa”, explicó De Oro.
  • La leña es importantísima para hacer el asado a la llama. “Utilizamos la quercha y el olivo que tienen un gustito clave para ahumar”, agrega.
  • Salar la carne: “El vacío, el asado y el costillar lo salo cuando lo cuelgo, mientras que los otros cortes como la entraña y la picaña los salo cuando los doy vuelta”.
  • La parrilla tiene que estar a 18 centímetros de las brasas.
  • Tiempo de cocción: “Si el asado es a las 20, yo empiezo el fuego a las 15:30 y tiro la carne a las 16″, detalló.
  • Punto de cocción de la carne: “Cortes como la picaña la hago jugosa. El asado cuyano me gusta a mí, y los italianos no pueden creer que la carne esté tan cocida, blandita y jugosa a la vez”.
Gastón en la puerta de Torino
Gastón en la puerta de Torino Foto: Instagram

Cómo funciona “La Griglia de Tonchi”

Lo primero que aclaró Oro fue que “La Griglia de Tonchi” no es un catering, es una actividad que se llama cocinero a domicilio y nosotros lo que llevamos son platos, tablas y braseros.

  • Valor del asado argentino: 60 euros
  • Qué ofrece: empanadas, asado y hasta fruta. Además del vino argentino y carne argentina certificada.
  • Cuánto dura su rutina de trabajo: entre ocho y nueve horas aproximadamente.
  • Qué es lo que más le atrae al cliente: “Todos me piden que ponga el vacío y el costillar a las llamas, los invitados llegan antes porque les gusta verlo”.
  • Lo negativo de  tener negocio en Italia: “Los impuestos y las tasas en Italia también te matan”.
  • Más personal según la ocasión: “Tengo gente que me trabaja en Milan, otra en Benetto, otra en Toscana. Son cinco o seis chicos. Según donde salga el evento, tengo personal para apoyarme. Trato de darle la posibilidad de todo el mundo de trabajar”. Incluso, sumó jugadores de hockey a su negocio: “Gran parte de los que trabajan son colegas o rivales. Trato de trasladar la profesionalidad del hockey a los asados y veo que la gente labura a gusto”.
  • Su objetivo: asentar la marca con más firmeza

Temas Relacionados