En San Juan esperan contar con un hotel boutique con spa y aguas termales a fines de 2022. Se trata del complejo de La Laja, en Albardón, a pocos kilómetros de la ciudad, que está cargo del grupo IVISA. En 2019, el Gobierno Provincial y la empresa firmaron un convenio en donde se renovaron los derechos de explotación de los casinos. En esa firma, estaba incluida la recuperación de La Laja, por lo que la empresa, que ya está construyendo un hotel de 5 estrellas en el centro sanjuanino, arrancará con la recuperación del histórico predio albardonero.

//Mirá también: San Juan habilita las reuniones sociales y el regreso de los hinchas a los estadios

El nuevo edificio estará pegado al actual, que quedó obsoleto. La empresa IVISA presentó en junio al Gobierno Provincial el proyecto para construir instalaciones de vanguardia, con comodidades y servicios de primer nivel. Según publicó Tiempo de San Juan, el referente del grupo empresario, Pablo Bazze, aseguró que “la idea es en 18 meses cumplimentar la obra siempre y cuando la pandemia nos lo permita”.

Además, aseguró que ya tienen autorización para ingresar al predio y que ya empezaron con las obras para preparar lo que será un complejo “de una estética moderna, apuntando a alojamientos similares a los de Mendoza y Salta y que obviamente acompaña el entorno natural. Esta propiedad tiene el concepto del spa termal muy fuerte en nuestra idea de producto, que va a complementar bien todo lo que tenemos desarrollado en San Juan. Se sigue apostando a este destino”.

Así se proyecta que sea el nuevo hotel de La Laja.Tiempo de San Juan

“No vamos a usar lo que había. Estamos trabajando en una zona aledaña al edificio que ya está, se va a construir un edificio nuevo y se hace mucho uso de los espacios naturales, se aprovecha la visual. El desarrollo permite una experiencia termal y un alojamiento”, agregó Bazze, quien dijo que contemplan reutilizar a futuro las antiguas instalaciones.

//Mirá también: Las dos estaciones de trasbordo de la Red Tulum estarían listas en agosto

Así, la nueva infraestructura tendrá el mismo acceso que el complejo actual. El hotel tendrá 28 habitaciones con unidades séxtuples y cuádruples, por lo que tendrá unas 60 plazas. Además, pretenden configurarse como una propuesta de alojamiento y gastronomía de lujo, haciendo énfasis en las aguas termales. “Esto potenciará el turismo interno, a la vez que se apuesta al turismo corporativo desde la marca, asociado a la matriz de la producción, servicios mineros, nuevos desarrollos como Josemaría que le darán a la provincia un envión y requerirán servicios de nivel, sin olvidar el segmento de turismo de eventos y reuniones en el que la provincia se desarrolló mucho en los últimos años”, afirmó Bazze.