La situación del trapero sanjuanino “Nahu ww” está cada vez más complicada. Esta semana una pericia balística determino que la bala extraída del cuerpo de la víctima, Matías “Pochi” Maurín, fue disparada por una de las armas secuestradas de la vivienda del principal sospechoso.

//Mirá también: El trapero acusado por el crimen de Villa del Sur dice que es inocente

Según informaron fuentes de la UFI de Delitos Especiales, que coordina el fiscal Adrián Riveros, se trata de una pistola 9mm que es robada y un revólver calibre 22. Justamente con esta última arma fue peritado el proyectil extraído del cadáver.

Hay un video en el que se ve el momento en que Brisa Guardia Sosa, de 18 años, quien se encuentra también detenida, le pasa ese revólver a su hermano minutos antes de que ocurra el crimen. Las imágenes existen y todavía no fueron difundidas. Solo hay una filmación en la que se ve disparar a Sosa.

Este era el 'Pochi' Maurín. Identificado por personal de la UFI Delitos Especiales.

Lo cierto es que la pericia balística es una prueba contundente contra el trapero. Si bien el joven se defendió y aseguró que el día del homicidio estuvo en un cumpleaños, el video y la pericia lo complican. Su hermana también señaló que no participó de la gresca porque había estado cuidando a su abuela internada en un hospital de Capital. De hecho desafió a los pesquisas a que pidan registros de cámaras del nosocomio.

//Mirá también: Del trap y los videoclips a la cárcel: el costado desconocido del presunto asesino de Villa del Sur

El crimen ocurrió el 29 de agosto en el interior de Villa del Sur, departamento Chimbas. Maurín murió después de protagonizar una balacera con otra banda, liderada por el trapero Sosa. Su cuerpo quedó tendido en plena vía pública, con una gran cantidad de proyectiles a su alrededor. El principal sospechoso se entregó a la Justicia recién a los tres días.