Desbaratan una red de pornografía infantil que tenía lazos con San Juan

Quienes llevaron adelante el operativo encontraron una computadora oculta en un domicilio.
Quienes llevaron adelante el operativo encontraron una computadora oculta en un domicilio. Foto: gentileza

Dos son los detenidos, quienes serán juzgados. Ambos descargaban material de Internet y pesa sobre ellos delitos graves.

Fue noticia nacional el gran operativo para detener a miembros de una mega red de pornografía infantil. Por este trabajo conjunto de las policías provinciales, federales y la Justicia cayeron dos personas detenidas en San Juan. Se trata de Marcelo Sánchez Trozzi y Darío Marún Poblete, ambos de Capital, por sobre quienes pesa el delito de descarga de material pornográfico con menores como protagonistas.

El operativo se realizó el jueves 30 de junio, en forma simultánea en todo el país y fue llamado “Luz de Infancia”. En un primer momento, además de Sánchez Trozzi y Marún Poblete, fue detenida una mujer de 71 años, pero luego se terminó determinando que la mujer era la abuela de uno de los acusados y que de su computadora el hombre de 28 años bajaba el material.

En San Juan la Unidad Fiscal ANIVI estuvo a cargo de coordinar las acciones de este operativo que armó Protected Childhood. En la provincia, las fuerzas de seguridad se presentaron en los domicilios de los apuntados, los detuvieron y les secuestraron material pornográfico.

Sánchez Trozzi y Marún Poblete tenían material de menores de 13 años, lo que agrava su situación ante la Justicia. Los delitos por los que serán juzgados son facilitación, distribución y tenencia de pornografía infantil.

El fiscal que dirige la investigación es Raúl Iglesias. Hasta abril del 2022 se registraron 9 imputados por delitos de tenencia y distribución de pornografía infantil. Una de las causas más emblemáticas fue la de Carlos Campodónico, un ex funcionario de la provincia a quien se le encontró material fotográfico. Apenas se supo su vinculación con estas redes, fue desvinculado del Gobierno. La Justicia lo condenó a cuatro años de prisión. El otro caso fue el protagonizado por Matías Carrizo, un jefe de la Policía Federal, quien fue condenado a 3 años de prisión en un juicio abreviado por tenencia de pornografía infantil.