Dos presos sanjuaninos que tenían salidas transitorias, aparentemente para trabajar, son sospechados de dar golpes armados durante las horas que circulaban en libertad. En diciembre, ambos fueron reconocidos como los delincuentes que dieron un golpe en la sucursal de San Juan Servicios de Concepción llevándose 590 mil pesos en efectivo.

//Mirá también: Tiene retraso madurativo y quedó embarazada: su hermano sería el abusador

Los señalados son Marcos Ariel Tejada, de 47 años, y Claudio Sebastián Arustiza, de 36. Ambos cumplen condena en el penal de Chimbas y salían a trabajar dos veces a la semana. Ahora fueron procesados por el asalto cometido el 9 de diciembre del 2020 por la tarde en un local de calle Tucumán antes de Cereceto, en Capital. A Tejada se le dictó el procesamiento con prisión preventiva por ser presunto autor material del delito de robo simple, mientras que a Arustiza por ser partícipe necesario del mismo hecho.

La investigación fue realizada por policías de la sección Robos y Hurtos. Ahí dieron por hecho que el atraco fue realizado por este par de delincuentes, que justamente, en uno de esos días salieron de la cárcel supuestamente para trabajar. El atraco al local de San Juan Servicios de calle Tucumán 894 Norte ocurrió pasadas las 13.30 del miércoles 9 de diciembre. Dos sujetos llegaron en una moto roja 110 cc, el acompañante bajó y entró al negocio. Llevaba casco y camisa de grafa.

Según consta en la investigación, el sujeto sacó una masa de su bolso y rompió el vidrio de la caja de cobro, luego tomó por la fuerza a la única empleada del local y la obligó a que abriera las cajas o buzones. Así, se apoderó de 530 mil pesos de un lado y 60 mil de la recaudación del día. Luego, escapó junto a su cómplice. Gracias a las averiguaciones realizadas por los investigadores, pudieron identificar a los delincuentes. Además, al día siguiente, detuvieron a un preso de apellido Mancini al salir en una moto roja del penal de Chimbas. Además, descubrieron que Mancini le prestaba la moto a Arustiza.

//Mirá también: Facebook y Google fueron claves para la detección de pornografía infantil en los dispositivos de Carlos Campodónico

En los días siguientes, Tejada y Arustiza fueron detenidos. Ambos tienen un largo prontuario, Tejada está preso desde el 2002 y cumple una pena única de 27 años por todos los delitos cometidos, mientras que Arustiza está en el penal desde el 2012 por delitos contra la propiedad.