El drama de una numerosa familia que perdió todo a causa de un incendio

Si alguien desea colaborar puede llamar al 2645174461.
Si alguien desea colaborar puede llamar al 2645174461. Foto: diario de cuyo

El siniestro se desató cuando uno de los niños jugaba con un incendio. Piden colaboración para ayudar a los damnificados.

Martha Molina, la dueña de casa, se mostró impotente tras ver cómo el esfuerzo de 25 años prácticamente se perdió a causa de un terrible incendio. Su casa quedó inhabitable y todos los muebles y electrodomésticos que había en su interior terminaron destrozados. A esta terrible situación se suma el drama personal de la damnificada: fue operada recientemente de un pulmón y sus riñones y a raíz de esto está sin trabajo.

“Me siento muy dolida con todo esto... no sé cómo vamos a salir, encima me siento una inútil porque no puedo trabajar ni hacer changas por como estoy, en enero pasado me operaron de un pulmón porque tenía líquido y también de los riñones que aún están dilatados... para colmo soy hipertensa, tengo que tomar 7 remedios al día, y si no trabajo no tengo ningún ingreso, porque no tengo ni planes no cobro nada del Estado”, expresó la mujer en diálogo con Diario de Cuyo.

El grave siniestro ocurrió este jueves en una casa del barrio Los Andes, en el departamento Chimbas. En ese momento estaban con ella sus cinco nietos: una nena de 12 y otros cuatro menores. De repente, un fuerte resplandor que venía de la habitación de su hijo llamó su atención. Al observar se topó con una enorme llama, la cual intentó sofocar con una olla de agua. Sin embargo, el fuego avanzó rápidamente y no tuvo más remedio que abandonar las instalaciones.

Si bien pidieron ayuda a gritos a los vecinos, nada se pudo hacer para evitar el desastre. El material altamente combustible de la ropa de cama y los colchones, según publicó Diario de Cuyo, alcanzó pronto el techo de machimbre y las llamas se tornaron incontrolables para los vecinos. A raíz del incendio la familia perdió dos camas, una cucheta, un televisor, una mesa, toda la ropa y el calzado de los ocho integrantes.

Sobre las causas del incendio, creen que pudo haber sido causado por uno de los niños mientras jugaba con un encendedor en una habitación. “Sobrevivimos con lo que gana mi hijo (remisero), que sale a las seis de la mañana y vuelve a las once de la noche para poder pagar el alquiler del remís y traernos algo para la comida... somos ocho en esta casa”, expresó angustiada la mujer.

Si alguien desea colaborar puede llamar al 2645174461.

Temas Relacionados