Desde la próxima semana los taxistas y remiseros de San Juan tendrán en sus vehículos el famoso “botón antipánico”, que servirá para protegerlos ante un hecho delictivo. Esta herramienta será entregada por la Secretaría de Seguridad, que buscan, en medio de una ola de robos que tiene como víctimas a estos trabajadores, actuar rápido y detener a los malvivientes implicados.

Carlos Munisaga, a cargo del área de Seguridad del Gobierno provincial, explicó que hay sectores donde se han registrado algunos hechos y buscan evitar que los episodios sigan en aumento. Según manifestaron los choferes las zonas marcadas como “rojas”, donde más están expuestos, es la de los barrios Dorrego, Cabot y General Acha.

Hay un tema en ese barrio que se dio varias veces. Es un grupo de jóvenes que hace ese tipo de daño. A partir de esto nos comprometimos a reforzar la seguridad en esa zona”, señaló Munisaga a Diario La Provincia.

Este viernes un grupo de choferes decidió manifestar en calle Mendoza y Avenida Circunvalación para pedir acciones directas con la policía. Según indicaron los taxistas, vienen sufriendo robos, daños a vehículos y golpes. “Te llaman por la aplicación y uno entra a esos barrios para laburar pero son ladrones. Algunos son menores. Permanente hay robos en esa zona. Las empresas bloquean a esa persona que llama por la aplicación pero cambian el celular y vuelven a robar”, apuntó un taxista.

Ante este escenario, Munisaga confirmó que convocarán a una reunión para los sectores que representan a estos trabajadores para brindar una respuesta. “El lunes vamos a tener una reunión para presentar un botón de pánico que van a poder usar los remiseros cuando estén en emergencia y así poder contactarse con el 911 y la policía”, detalló el funcionario.