En las últimas horas, se conoció en San Juan un fuerte caso de una madre que quiso hacer abortar a su hija de 15 años y le provocó serias lesiones. Por este caso, E.N. (se le reserva la identidad para preservar a la menor y no exponerla públicamente) fue condenada el último lunes en un juicio abreviado, aunque descartaron que fuera a prisión.

//Mirá también: Pidieron 12 años de cárcel para el barrabrava de San Martín acusado de violar a su media hermana

Según publicó Diario de Cuyo, el pasado lunes 30 de agosto, la mujer ató a su hija de 15 años con una soga blanca y negra a una silla y la hizo beber por la fuerza un té que la víctima identificó como con un gusto raro parecido al apio. Además, le pegó tres patadas en la panza.

Pero ese no fue el único hecho de violencia al que fuera sometida la menor. Al otro día, el martes, se repitió una escena de una discusión entre la madre y la hija, que culminó con una cachetada con la palma de su mano en el rostro hacia la menor, acto que quedó registrado en el juicio.

//Mirá también: Tragedia en San Juan: dos muertos y siete heridos por un choque en la Ruta 40

Finalmente, el último lunes se realizó un juicio abreviado en el que la madre de la menor fue condenada a 2 años de prisión condicional, acusada de lesiones leves y aborto en grado de tentativa. La acusada confesó los hechos y, aunque fue condenada con 2 años de prisión de cumplimiento condicional, quedó libre, aunque le prohibieron acercarse a su hija durante ese mismo periodo de tiempo.