El jueves pasadas las 18:30 en la localidad de San Jerónimo, a unos 27 kilómetros de la capital puntana, cayó granizó y sumado a las fuertes ráfagas de viento, se produjeron daños materiales.

Ignacio Muñoz, a cargo del programa San Luis Solidario del Gobierno provincial, asistió a los habitantes de la localidad e informó a El Diario de la República que fue la localidad más afectada por el fenómeno Meteorológico

"Volaron techos de chapa en tres casas que no tienen una buena construcción. Aunque se les ofreció el salón municipal, las tres familias prefirieron autoevacuarse en viviendas de parientes. Hoy por la mañana (viernes) seguiremos trabajando en la localidad", dijo Muñoz que estuvo en San Jerónimo hasta las 2 de la mañana, junto a Bomberos de la Policía, a cargo del comisario Darío Zabala, personal del Municipio y el subjefe de la Policía, el comisario general Pablo Álvarez, recorrieron el pueblo que está a unos 27 kilómetros de San Luis. Las ramas caídas cortaron algunos cables del alumbrado público, por eso la luz estuvo cortada algunas horas pero volvió por la noche, detalló Muñoz.

Daños por la tormenta en San jerónimo.

El jefe de San Luis Solidario dijo que los radioperados del programa se comunicaron con la Policía y Bomberos de La Toma ayer al anochecer y éstos les comunicaron que solo había daños "en el ingreso de la ciudad, en la autopista y en la ruta cerca de la GNC".

En La Toma cayó piedra de gran magnitud.

En Alem, Luján, San Francisco, Quines, Candelaria, Lafinur, Merlo y Santa Rosa del Conlara también pasó la tormenta fuerte, que no duró más de diez minutos, aunque con menos intensidad, precisó Muñoz. Un alerta del Servicio Meteorológico Nacional había anunciado la llegada de granizo y viento en un sector de la provincia.

Además en Estancia Grande cayó granizo en seco.