Luego de que se conociera que un joven se presentó Comisaría 2° de la ciudad de San Luis y aseguró que fue él quién mató a Guadalupe Lucero, la fiscal Virginia Palacios Gonella dio una conferencia de prensa para detallar que fue lo que ocurrió y cómo prosigue la causa.

La Fiscal inició la charla remarcando que no dará detalles para resguardar el proceso de investigación, confirmó la presentación del joven y detalló que inmediatamente se realizaron entrevistas al hombre y a su madre. El sujeto “daba cuenta que el cuerpo se encontraría en un lugar específico, y ordené inmediatamente el resguardo de la zona”. Este procedimiento se produjo en Potrero de los Funes.

“En la Comisaría se adoptaron medidas preliminares para ver si esta información tenía entidad”, sostuvo Palacios Gonella, que marcó en más de una oportunidad que intervino solo para proteger el lugar señalado a la espera de que intervenga el Fiscal Federal.

Es por esto que remarcó: “No se llevó a cabo ningún rastrillaje, excavaciones ni búsqueda”, y agregó: “Lo que se ordenó que se constituyera personal policial para trazar tres perímetros en el lugar”. Justificó esta medida al aclarar que las entrevistas con el joven comenzaron a las 20 horas y a las 21 ya toda la prensa estaba entrada, “por eso consideré que era indispensable resguardarlo hasta que tomara participación Gendarmería”.

Anuncio del SIFEBU. Foto: Web

“Nunca ningún dato se puede desestimar”, sostuvo la Fiscal, que detalló que hay un certificado médico que menciona que el hombre que se adjudicó un posible asesinato padece esquizofrenia, y que la médica tratante aseguró que el joven estaba con un brote estos días.

Al ser consultada sobre los procedimientos a seguir y como evolucionará la causa, Palacios Gonella se limitó a decir que “entregamos el procedimiento” al Fiscal Federal. Pero informó que el hombre no está detenido y no tiene corroborado que se haya adjudicado otras causas.

Esta situación volvió a dejar sobre la mesa “una de las líneas investigativas más fuertes” que había en la búsqueda que comenzó el 14 de junio del 2021, la cual “era la de un arrebato de una persona pedófila con fines sexuales”.