Este jueves, en el cierre del juicio en su contra, Hugo Hegaburo Olivera admitió haber asesinado a Patricia Menedín en Nogolí, en el año 2018. Los jueces fallaron unánimemente y dieron cadena perpetua al femicida.

// Mira también 32 casos de Covid y una muerte en San Luis este jueves

Olivera hizo su descargo ante las autoridades: “Trato de entender que pasó ese día. Todos los días cuando me acuesto pienso en eso, cuando me levanto también. Muchas veces estoy solo tratando de entender qué pasó, de recordar algo. Tengo muchas cosas confusas en la cabeza”. Pero para los magistrados todo estuvo claro y no hubo confusión.

Por ello, este viernes lo condenaron, por fallo unánime, por el femicidio de quien era su pareja, Patricia Menedín.

La última audiencia del juicio a Olivera comenzó con los alegatos del caso. El fiscal de Cámara, Ernesto Lutens, había pedido prisión perpetua por considerarlo autor de un Homicidio triplemente calificado (por el vínculo, por ensañamiento y por mediar violencia de género).

Su abogado, Esteban Sala, había planteado que el hecho debía encuadrarse como un homicidio bajo estado de emoción violenta para atenuar la pena.

No obstante, el tribunal, integrado por Jorge Sabaini Zapata, Silvia Aizpeolea y José Luis Flores coincidió con la pena y la figura penal planteada por Lutens y lo sentenció a perpetua.

Según había revelado la autopsia el año del crimen, el femicida le había propiciado una brutal golpiza a Menedín y luego la había matado causándole una profunda lesión en el cuello con una catana.

// Mira también El trapiche tiene 90% de ocupación hotelera por el Día del Estudiante