Marcelo Slovoyañock recibió una cachetada en la calle por parte de un efectivo de la Comisaría 30°, en Villa Mercedes. La agresión fue registrada este domingo por la madrugada en un breve video que fue difundido en todo San Luis y el caso pasó a ser investigado por la Justicia.

El joven estudiante de 22 años declaró este miércoles ante el juez Leandro Estrada y confirmó la versión que ya había circulado sobre lo que pasó en inmediaciones a la zona rural de Río Quinto, pero con un detalle que se desconocía hasta el momento.

Si bien el lunes había trascendido que Slovoyañock había hecho la denuncia formal en Tribunales, una fuente judicial lo desmintió. Lo que sucedió ese día fue que al juez del Juzgado Penal 2 le llegó un informe de la Comisaría 30° sobre la agresión al chico.

Policía agrede a un joven en Villa Mercedes, San Luis Foto: Twitter

Como consecuencia, el magistrado consultó al fiscal y este le respondió que, aunque el hecho no hubiera sido denunciado, ameritaba ser investigado de oficio. Por eso, la primera medida que dispuso Estrada fue llamar a declarar a Marcelo.

Las declaraciones del joven agredido por el policía

Marcelo contó que él y su grupo de amigos caminaban por ese sector de Villa Mercedes, riendo y diciendo a viva voz “eso...” cuando dos policías, la oficial inspectora Solange Cejas y el oficial principal Rubén Romero, descendieron del móvil y se acercaron.

La mujer los interrogó sobre lo que habían dicho e inesperadamente, sin mediar palabras, el otro efectivo le dio una cachetada a Marcelo tras pronunciar “mira la camisa que tenés”.

Policía agrede a un joven en Villa Mercedes, San Luis Foto: twitter

En el Juzgado, el joven añadió lo que sucedió después. De alguna manera, explicó, Cejas evitó que todo pasara a mayores porque separó a su compañero de los chicos y lo encaminó a la patrulla. Esto es algo que el joven tuvo que aclarar porque no se percibe en el corto video difundido.

Tras el bochornoso golpe de mano, uno de los amigos de Marcelo intervino para tratar de separar al efectivo de Slovoyañock y fue allí cuando la oficial inspectora apartó a su compañero. “Vamos”, le dijo, para evitar que el uniformado discutiera con los chicos, y lo dirigió hacia la camioneta.

Cómo continúa la investigación

Aunque hasta el momento el resto de los jóvenes no fueron convocados, es muy probable que el paso siguiente sea que se cite a declarar a los amigos de la víctima.

Fuente: El Diario de La República