Tres fiscales federales se sumarán a la investigación de la desaparición de Guadalupe Lucero, ausente hace más de 3 meses en la Provincia de San Luis. Los titulares de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas, Marcelo Colombo y Alejandra Mángano, más el fiscal federal Leonel Gómez Barbella, fueron los designados.

// Mira también Estudiantes del IFDC piden que continúe la virtualidad

El fiscal ante el juzgado federal de San Luis, Cristian Rachid, había solicitado conformar este equipo ante “la trascendencia, gravedad y complejidad del caso”.

Tanto los padres de Guadalupe como Susana Trimarco, titular de la Fundación María de los Ángeles y madre de Marita Verón, desaparecida en el año 2002, venían realizando el pedido para que intervinieran fiscales federales en el caso y así ocurrió.

Es un gran logro este dictamen para que se pueda ubicar y encontrar a Guadalupe, fue muy exitosa la reunión y estoy muy emocionada que todo haya salido tan rápido”, expresó Trimarco.

// Mira también Dieron prisión perpetua al femicida de Nogolí

Guadalupe Belén Lucero desapareció en el barrio 544 viviendas de la ciudad de San Luis el 14 de junio pasado, mientras jugaba con sus primos. Desde ese momento, pese a los innumerables rastrillajes y marchas, no se hallaron rastros de la niña.