La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) dio a conocer que una familia de cuatro integrantes necesitó 95.260 pesos en abril para no ser considerada pobre. Según estas cifras, muchos trabajadores estatales, beneficiarios del Plan y jubilados de San Luis no logran superar la línea de la pobreza.

De acuerdo a lo publicado por el Indec, ninguno de estos sectores está cerca de alcanzar el umbral para no ser pobre. Es así que una buena parte de la población de San Luis se encuentra por debajo de esta línea.

Integran esta lista negra:

  • Trabajadores estatales pertenecientes a las categorías F y E.
  • Beneficiarios del Plan de Inclusión Social (Pis).
  • Jubilados que perciben el haber mínimo.

Si bien en marzo el Gobierno de San Luis otorgó un aumento del 46% anual en los salarios de la administración pública y en ayudas sociales como el PIS y Merenderos 22AG, esto no será suficiente.

Inflación en San Luis. Abril. Foto: La Gaceta Digital

Salarios en San Luis: trabajadores continúan en la pobreza

Con la primera suba de marzo concretada (16%), los empleados de la categoría F recibieron 61 mil pesos, mientras que los de la E unos 76 mil. Ambos, lejos del umbral definido por el organismo nacional.

Por el lado de los beneficiarios del Plan (Pis), cobraron de bolsillo 25.200 pesos (con el aporte a la obra social del Estado Dosep incluido). Ellos llegarán recién a 32 mil pesos en diciembre.

Jubilados (imagen ilustrativa). Foto: Orlando Pelichotti

Por su parte, las y los jubilados puntanos se encuentran en una peor situación. Ni siquiera alcanzarán los 42.500 pesos que se necesitan para no encontrarse en situación de indigencia.

Cabe mencionar que, a nivel nacional, un/a jubilado/a cobra de mínima 37.500 pesos. Es decir, necesitaría cobrar 2,6 veces más para superar la línea de la pobreza.

A su vez, cabe mencionar que muchas y muchos de estos trabajadores podrían contar con ingresos por parte de algún familiar que les permita superar la línea de la pobreza.

Inflación. Imagen ilustrativa. Foto: web

Inflación y aumentos de sueldo: un plan ineficiente

Estos aumentos en 4 cuotas del gobierno provincial (16% en marzo, 10% en junio, 10% en septiembre y 10% en diciembre), no son suficientes si se tiene en cuenta el ritmo al que viene avanzando la inflación.

San Luis, hasta el momento, contabiliza más del 23% de inflación en lo que va del 2022 y los trabajadores sólo contaron con el incremento de marzo (16%).

De continuar estas subas del 5% o 6% mensuales, los incrementos salariales del Estado provincial no cambiarán la situación. Por el contrario, las personas continuarán con su pérdida de poder adquisitivo.

Queda a las claras que este incremento anual del 46% en cuotas no podrá paliar la abultada inflación que se prevé para este año: entre un 60 y 70%.