Autoridades de la Escuela Técnica N° 20Antonio Berni”, ubicada en el barrio 828 viviendas de la ciudad de San Luis, se vieron obligadas a recurrir a la Justicia para frenar un caso de Ciber-Bullying.

Un grupo de alumnos avisó a los directivos que en Instagram había una cuenta con información falsa y negativa de otros/as estudiantes del establecimiento. Este perfil apócrifo, con un nombre similar al del colegio, aumentaba sus seguidores con el correr de las horas.

La gravedad del asunto consiste en que esta cuenta publicaba acusaciones sobre la vida privada, conductas y hasta el aspecto físico de otros jóvenes.

Ciber Bullying.

“Lo habrían creado el fin de semana largo, pero nos contaron el martes cuando volvieron a las actividades. Inmediatamente nos asesoramos entre los docentes para descubrir cómo podíamos anular esa cuenta, porque, por más que algunos la denunciaban, el sistema no lo cerraba”, relató Cecilia Campana, la regente técnica, a El Diario de La República.

Recién se logró cuando la Policía dio aviso a Fiscalía. Fue inmediato y estamos muy agradecidas”, añadió la mujer.

Bullying digital.

Después de dar aviso a las entidades de seguridad, las autoridades recorrieron las aulas, hablaron con los alumnos sobre lo sucedido y enviaron un comunicado a los padres o tutores para que en los hogares tengan en cuenta la importancia del uso de las redes sociales.

Creemos que ellos no toman dimensión del daño que pueden ocasionar ante cada situación. Porque cuando los hablamos, muchos quedaron en silencio, pensativos y con mucha atención a lo que les estábamos explicando”, explicó Daniela Díaz, la regente de Formación General de la institución.

Desde el establecimiento también aseguraron que continúan con la investigación para descubrir al o a los responsables de esa cuenta. Sin embargo, explicaron que no se trata de echar culpas ni establecer sanciones, sino que se reflexione al respecto.