La Policía del Agua de San Luis se encarga de fiscalizar el consumo de los usuarios en los diferentes puntos de la provincia como también de controlar la presencia de conexiones clandestinas en los mismos. En esta ocasión, la entidad detectó, a través de un reclamo, una conexión irregular en el Dique Piscu Yaco.

Encontramos una conexión irregular que captaba el recurso directamente del dique, por lo que procedimos a interrumpirla y labrar el acta correspondiente, intimando al propietario a presentarse en las oficinas de San Luis Agua”, explicó Maximiliano Ríos, jefe del Área de Seguridad.

Policía del Agua de San Luis Foto: San Luis Agua
Policía del Agua de San Luis Foto: San Luis Agua

Ríos detalló que “A todas las conexiones clandestinas se les interrumpe el suministro, se les labra el acta correspondiente y se intima al propietario a presentarse en las oficinas de San Luis Agua”.

“Este tipo de conexiones se consideran irregulares cuando, por ejemplo, no presentan caudalímetro, el diámetro de la manguera utilizada no es el autorizado o están conectados a un sistema del que no está permitido obtener el recurso”, añadió.