Los familiares de una joven de Naschel solicitaron a la Justicia que detengan a J.D.E., su pareja, por ejercer violencia de género contra ella. El hombre está acusado de golpearla y fracturarle la mandíbula el domingo por la mañana tras una discusión.

El Juzgado de Familia y Penal de la 3° Circunscripción Judicial emitió una orden de restricción hacia el acusado, aunque allegados de la víctima dicen que no la cumple. El motivo se debe a que el hombre reside a una cuadra de su casa.

Comisaría de Naschel, San Luis

La hermana de la víctima relató lo sucedido. Todo comenzó el sábado por la madrugada cuando concurrieron a un boliche de la localidad junto a un grupo de familiares. Iban a festejar el cumpleaños de uno de ellos.

Mi hermana se encontró con este chico, con el que mantiene una relación informal hace tiempo. Dentro del lugar estaba con sus amigos. En un momento vimos que discutieron y salieron. Ahí nos enteramos por una amiga que este tipo bruscamente le quitó el celular”, relató a El Diario de la República.

Ya el domingo por la mañana, según continuó contando, ambas se dirigieron hasta la casa del acusado a reclamar por el teléfono roto.

Al pedirle el celular se empezó a poner agresivo con ella, por eso yo intercedí y en un momento me agredió también, incluso me quitó mi celular porque lo filmé. Como la situación estaba tensa fui hasta mi casa corriendo para llamar a la Policía”, contó.

A su vez, dijo que otros 2 familiares que estaban dentro de su casa salieron a ver lo que ocurría y pudieron escuchar gritos de la víctima. Pero cuando llegaron al lugar no había nadie.

J.D.E. la había metido adentro de su casa y su hermano no nos quería abrir la puerta. Fue desesperante. Después de gritar afuera de su casa por un rato, mi hermana salió con los dos celulares en la mano y llorando. Mientras regresábamos a casa, me contó que le pegó y me pidió ir al médico, notamos que tenía muy hinchada la cara y se le iba hacia un costado”, expresó.

Tras las evaluaciones médicas que le hicieron en Naschel, la víctima fue trasladada por la severidad de los golpes recibidos hasta el Hospital San Luis, donde fue intervenida quirúrgicamente.

Los médicos debieron realizarle una reconstrucción de mandíbula y de las piezas dentales por los golpes.

La joven que ya fue dada de alta y se recupera en su vivienda. Pero la familia pide justicia ya que, mientras la víctima sufre y se recupera en su hogar, el agresor anda suelto.