Con una escena sangrienta y desconcertante se encontró la Policía en la madrugada de este viernes en una vivienda céntrica en San Rafael.

Un hombre de 50 años que tendría problemas psicológicos atacó mientras dormían a su madre, al padrastro y también a la media hermana, que intento detenerlo. El agresor les propinó múltiples lesiones de arma blanca.

El agresor utilizó al menos un cuchillo tramontina y una tijera. Los agentes policiales también encontraron un tenedor de los que se utilizan para el asado junto al resto de los elementos cortantes que estaban tirados al lado de la cama.

Roberto Guillén (71), un conocido empresario que presta servicios de sepelio en el departamento, resultó con heridas de mayor gravedad y quedó internado en terapia intensiva.

Presentaba puntazos en distintas partes del cuerpo y en particular en el tórax lo que le provocó un hemotórax en el lado izquierdo (acumulación de sangre entre el pulmón y la pared torácica).

La madre del atacante, de 71 años, también tenía múltiple heridas de arma blanca en el cuerpo entre los que presentaba un corte en la cabeza, la espalda y el pecho. También quedó internada en el hospital sanrafaelino.

En tanto la media hermana, de 31 años, tenía un corte en la mano izquierda producto de la pelea que mantuvo con el agresor.

Por estas horas investigan los antecedentes psiquiátricos del agresor mientras permanece detenido en la Comisaria 8 y enfrenta cargos por homicidio calificado en grado de tentativa.

Los atacó mientras dormían

El incidente se produjo minutos después de las cinco y media de la mañana de este viernes en una vivienda en Libertador al 600 de San Rafael.

El agresor tiene problemas psiquiátricos y uso un cuchillo y una tijera para apuñalar a la madre y el padrastro. La casa de Libertador al 600. Foto: Gentileza LV 4 San Rafael

El hombre estaba en pareja pero regresó a la casa de la madre para la época de las Fiestas de Fin de Año.

“El agresor se encontraba viviendo desde hace pocos días con la madre porque se peleó con su pareja”, confirmó el comisario Miguel Sánchez.

Desde la mudanza, nada hacía suponer que el hombre tomaría una determinación de ese calibre.

“Cuando llegaron los móviles detuvieron al agresor, estaba todo ensangrentado”, agregó Sánchez, jefe de la Policía sanrafaelina.

Al parecer el hombre fue hasta la habitación donde se encontraba Guillén y la madre durmiendo y de improviso comenzó a atacarlos.

En el fragor de la lucha, la media hermana se despertó y corrió hasta la pieza para detenerlo.

“Al escuchar esta situación, la hermana concurre a la habitación, pelean y es agredida, pero pudo dar aviso al 911. Las víctimas tenían múltiples heridas de arma blanca, el hombre utilizo un cuchillo y una tijera”, comentó el comisario Sánchez.

Si bien hay versiones que indican que el agresor estuvo internado por problemas mentales, la investigación está apuntada por estas horas a determinar concretamente si existen antecedentes de problemas psiquiátricos y de ser así el grado de afección que pueda presentar.