Comenzó la tercera y última semana del juicio que se lleva contra Abel Vázquez y Lucía Carrasco por el asesinato de Nélida Villar en Malargüe y se conocieron los resultados de algunas de las pericias que solicitó la fiscalía, entre ellas la plantimetría a la acusada y también los estudios de anatomía patológica para determinar si la joven de 21 años asesinada estaba embarazada.

En principio los peritajes alejan algunas hipótesis que pesaban sobre los acusados. Por un lado sobre Vázquez, que era amante de la víctima, y en el caso de Carrasco también ya que en el cerro Ceferino, donde se consumó el homicidio y aandonaron el cuerpo, había rastros que todo indica son de mujer.

Rastros

La semana pasada el fiscal Pablo Peñasco solicitó varias pericias como estudios de ADN, pero en particular pidió la realizción de una plantimetría de los pies descalzos de Lucía Carrasco ya que en el cerro donde encontraron el cuerpo de Villar había huellas que dejó una zapatilla Olimpikus, modelo de mujer, número 38.

Plantimetría realizada a Lucía Carrasco.

De acuerdo a lo informado al tribunal por Policía Científica, Lucía Carrasco podría calzar 37 para un calzado marca Olimpikus de producción nacional. Pero si se tratara de la misma marca pero producida en Brasil podría ser talla 36.

Posible embarazo

Durante el juicio también se dieron a conocer los resultados de anatomía patológica realizados 2013 al cuerpo de la víctima con el fin de determinar si estaba embarazada.

En el primer juicio que se realizó en 2014, entonces el único imputado fue Abel Vázquez, esa prueba no se incorporó al expediente.

De acuerdo a los datos aportados por el especialista del Cuerpo Médico Forense, el útero de Nélida no estaba lesionado y la vagina no presentaba lesiones significativas.

Toma de muestras de ADN a Abel Vázquez, que era amante de la víctima.

Además, la cavidad uterina se encontraba con una incipiente menstruación, en su segundo periodo por lo que el perito confirmó que “en ese momento no estaba embarazada”, Nélida Villar.