Policías en Malargüe tuvieron que perseguir casi 50 kilómetros a dos ebrio que cicurlaban alocadamente y a alta velocidad.

Varios móviles se lanzaron a la persecución hasta que lograron darle alcance, el conductor y el acompañante estaban borrachos.

El incidente se produjo camino a los Catillos de Pincheira. Vecinos dieron aviso al 911 sobre un vehículo que tiraba un carro con animales y hacía maniobras peligrosas.

Cuando la policía le salió al encuentro en el ingreso a Malargüe, el conductor lejos de detener la marcha aceleró, evadió el control policial y comenzó así una persecución digna de una película de Hollywood.

Los ebrios recorrieron 48 kilómetros con móviles de Policía Vial, Cuerpos especiales y Comisaría 24 detrás de ellos.

Finalmente los efectivos les dieron alcance aunque no fue fácil la detención ya que ambos ebrios opusieron resistencia.

Los detenido fueron trasladados a la Comisaría 24 de Malargüe y constataron que tenían más de un gramo de alcohol en sangre.